Steven Levitsky siguió de cerca el proceso político peruano desde la década del 90 hasta la fecha. (Gianmarco Farfán Cerdán)
Steven Levitsky siguió de cerca el proceso político peruano desde la década del 90 hasta la fecha. (Gianmarco Farfán Cerdán)

STEVEN LEVITSKYPolitólogo, es profesor titular en la Universidad de Harvard

Conoce la realidad del país y sus opiniones tuvieron repercusión en el último proceso electoral. Levitsky nos atendió vía telefónica y nos dio sus puntos de vista sobre la coyuntura actual.

A dos años y medio de gobierno del presidente Ollanta Humala, ¿qué balance podría hacer de su gestión?Primero, es un gobierno novato, un gobierno sin partido y con muy poca experiencia política. Es lo que uno esperaría de casi cualquier gobierno peruano, en un país con un Estado muy débil porque hay problemas estructurales que tienen que ver con la corrupción, la ineficiencia de los servicios públicos como la inseguridad que son muy difíciles de transformar y de eliminar. No es casualidad que todos los gobiernos post Fujimori hayan caído a 20, 25% de aprobación, o menos, en el caso de Toledo, dentro de un par de años de gestión. En ese sentido, me parece que Humala es muy parecido a sus antecesores.

¿Ahora ya podría definir qué tipo de gobierno tenemos con el señor Humala? Tardó Humala en situarse, en establecerse, pero es un gobierno novato; segundo, es un gobierno débil y, tercero, es un gobierno que se ha establecido en el centro político. Empezó en el centro izquierda con el gabinete Lerner e hizo un zigzag muy fuerte con Valdés después de la crisis de Conga y tuvo un experimento de centro derecha (y eso también fracasó), y con el gabinete de Jiménez creo que se estableció más o menos en el centro político y creo que se va a quedar allí con Villanueva.

¿Cómo observa el manejo económico que lleva adelante Humala, toda vez que alienta programas sociales como Pensión 65, Qali Warma, Beca 18, etc.?OllantaHumala mantiene la línea ortodoxa de sus antecesores, mantiene políticas macroeconómicas bastante ortodoxas parecidas a las de Toledo y García, pero con un poco más de atención al lado social que los gobiernos de sus antecesores.

Cuando Humala culmine su gestión y se retire, ¿desparecerá el nacionalismo o cree que dejará un legado?El nacionalismo, hoy por hoy, es una fuerza totalmente personalista como es Perú Posible, como es el fujimorismo, como es Solidaridad Nacional. El futuro en el mediano plazo del nacionalismo depende casi en su totalidad en el futuro político de Ollanta Humala y Nadine Heredia. Los dos son jóvenes. Nadine mantiene una cierta imagen favorable que no es lo que era antes. Entonces no es para nada imposible una candidatura de uno de los dos en 2021. Ahora, el nacionalismo podría fortalecerse y podría hacer lo que otros partidos no han hecho, que es buscar un candidato viable que no se llame Heredia o Humala en el 2016, aunque dudo que lo hagan porque los partidos personalistas son muy celosos y no le gusta ceder espacios a otros.

¿Hay espacio para un outsider?, le digo esto porque en los últimos días emergió el nombre del conocido chef Gastón Acurio…Siempre en el Perú hay espacio para un outsider. Como no hay partidos políticos, como no hay lealtades partidarias siempre hay espacio para un outsider. Hoy en día, todos los candidatos serios, con la excepción de PPK, tienen manchas muy fuertes por sospechas de corrupción. De hecho todas las fuerzas políticas actuales más importantes del país tienen algunos lazos con el montesinismo, por lo menos ante los ojos del público, todos, el Apra, el gobierno y el fujimorismo. Dado eso, es muy posible, siempre hay espacio para un outsider.

Y en este escenario, ¿qué futuro le ve al fujimorismo?Siempre he pensado que el fujimorismo tiene cierto futuro en el sistema partidario peruano porque tiene ciertas raíces en la sociedad, hay entre 6 y 12% del electorado que se considera fujimorista. El fujimorismo probablemente es el partido más grande en el Perú hoy en día, más grande que el Apra y tiene en Keiko Fujimori una candidata joven que puede estar en el juego político por muchos años y que tiene cierto apoyo electoral. Entonces, veo en el mediano plazo que el fujimorismo tiene más futuro que Perú Posible y probablemente más futuro que el nacionalismo.

¿Cuánto cree que afectará al gobierno el escándalo del exopereador montesinista López Meneses en un régimen que llegó con el lema: la honestidad que hace la diferencia? Todavía no sabemos mucho sobre los lazos entre el gobierno y López Meneses y las mafias exmontesinistas. Pareciera que es una de dos cosas: o el gobierno ha estado trabajando con ciertos grupos exmontesinistas al margen del gabinete y al margen del público, o existen mafias montesinistas trabajando dentro del Estado sin que el gobierno de Humala se dé cuenta. Cualquiera de los dos escenarios es terrible.

Daniel Abugatás deslizó la idea de que este cargamontón, de los presuntos nexos de Humala con el montesinismo, aparentemente, tenían el propósito de propiciar un golpe de Estado…Ese tipo de cosas ha venido por varios lados. Allí está el famoso político anónimo que escribió una carta a los empresarios en el que también habló de un golpe de Estado. Un golpe de derecha como habla Abugattás para mí es muy difícil. Habría que ver de dónde vendría el consenso popular para un tipo de golpe así. Por otro lado, un autogolpe de parte del gobierno solo es posible si tuviera un apoyo masivo en la población, si el gobierno tuviera el 70 u 80 % de apoyo como tenía Fujimori, como tenía Chávez, Morales, Correa. Pero un presidente con 28% de apoyo, ni soñando, imposible, podría intentarlo, pero es casi seguro que fracasaría, como fracasó Lucio Gutiérrez en Ecuador y terminaría en la calle. Sin apoyo masivo, un autogolpe exitoso es imposible…

¿Cómo observa el rol que juega la primera dama que siempre sale hablando de asuntos públicos y políticos? Alan García ha advertido que vivimos un cogobierno…Este es un gobierno sin cuadros, sin equipo, un gobierno sin partido. El poco equipo que tenía Humala lo perdió en diciembre de 2011 (Lerner y gabinete). Humala es un presidente sin experiencia, sin equipo, no tiene a nadie, confía muy poco en los demás, entonces, como muchos presidentes personalistas gobierna con su círculo íntimo. Me parece que el poder, la influencia, la importancia y el rol de Nadine es por default. Ella ocupa un espacio que debería estar llenado por cuadros políticos con experiencia, pero no los hay, no existen. Ella es fuerte porque el gobierno es débil, ella tiene ascendencia porque no hay nadie más…

*¿Es Nadine Heredia el epicentro de las decisiones? *Hay varios epicentros. Ella juega un rol muy importante y (Luis) Castilla también juega un papel muy importante, Ollanta mismo es un epicentro. Sabemos mucho menos del lado más oscuro, digamos del tema de seguridad, de los militares, policías, sabemos muy poco del rol que jugaba Adrián Villafuerte, pero Nadine juega un papel importante, no es el epicentro, por lo menos hay tres epicentros: Ollanta Humala, Castilla y Nadine… Estamos hablando de un gobierno de novatos, de un gobierno sin gente, sin cuadros, si no es ella, ¿quién va a ser…?

¿Qué rol cree que juega el asesor brasileño Luis Favre? Favre es un asesor que ha tenido cierto éxito y tiene cierta fama en el Perú, no me sorprendería para nada que el gobierno le consulte en cuestiones de imagen o estrategia política. Es más, creo que debería consultarle. En general, este gobierno necesita más gente como Favre, no tiene asesoría política, pero no creo que sea uno de los ejes importantes en este gobierno. Mencionamos tres: Ollanta, Nadine y Castilla; Favre no tiene el peso de estos tres.

Últimamente volvió el tema del informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, ¿cree que habrá, algún día, reconciliación entre las diferentes fuerzas políticas?No lo sé, hay mucha polarización. El propósito de esa Comisión de la Verdad y la Reconciliación fue reconstruir una historia oficial basada en un consenso social que no se ha logrado, no existe un consenso sobre el pasado. Los fujimoristas y los grupos de derechas, y los llamados caviares viven en mundos diferentes, hablan idiomas distintos y es lamentable para la democracia, lamentable para la sociedad y no sé si algún día esto se cambie.

FRASES

– Consevador. Después de10 años de crecimiento el electorado es mucho más conservador, menos propenso al riesgo que antes, entonces, aunque la gente no quiera a la oferta electoral que hay es posible que termine votando por el mal menor.

– Continuidad. La continuidad democrática del Perú batió el récord en octubre, llegó a los 12 años y creo que llegará al 2016, pero eso no quiere decir que sea una democracia muy fuerte, es una democracia que vive por default, que sobrevive porque no hay alternativa.

– Tacaños. El Perú tiene una democracia tacaña, que no gasta, que no invierte. Por ello los gobiernos sufrenpolíticamente.

DATOS

- Estado empresario. Considera que en vez de asustarse, los peruanos deberían debatir sobre el rol empresarial del Estado.

- A la izquierda. Señala que un tercio del electorado podría votar por la izquierda.

- El 2016. La competencia será, dice, entre el centro y el centro derecha.