El último miércoles, la periodista Paola Ugaz consideró que el arzobispo José Antonio Eguren debería sopesar su caso con el mismo criterio. (Foto: Carlos Chunga)
El último miércoles, la periodista Paola Ugaz consideró que el arzobispo José Antonio Eguren debería sopesar su caso con el mismo criterio. (Foto: Carlos Chunga)

Luego del desestimiento del arzobispo de Piura y Tumbes, monseñor José Antonio Eguren, de continuar la querella por difamación contra la periodista , la comunicadora declaró a que se siente "aliviada" pero, al mismo tiempo, anticipó que continuará con sus investigaciones.

En conversación con, recordó que la demanda entablada por Eguren fue por siete tuits que ella, en enero de 2018, publicó en su cuenta personal de Twitter, durante la visita del Papa Francisco a Trujillo, y que monseñor Eguren consideró difamatorios.

Asimismo, dijo, "porque me atribuye falsamente ser la productora de un documental Sodalicio, un escándalo en el que Eguren aparece ligado a un caso de tráfico de tierras en Piura, por lo que quería que yo le pida a Al Yazeera que retire el material de Youtube".

Ugaz añadió que la querella de Eguren fue aceptada en Piura por la jueza Estelita Alva, pese a que ella reside en Lima. "Ya desde ese momento se notaba animadversión", anotó. Sin embargo, acreditando su domicilio la periodista logró el traslado del proceso a la jurisdicción de Lima.

"(Con el desestimiento) me siento aliviada. (...) Fue una respuesta autoritaria y antidemocratica a través de un instrumento judicial, era una venganza judicial", remarcó.

Añadió que, al margen del caso con Eguren, ella ha seguido recibiendo cartas notariales de  personas y empresas vinculadas al .

No obstante, aseguró que continuará con sus indagaciones y adelantó, en esa línea, la próxima publicación de un nuevo libro referido también al Sodalicio.

"Mi libro tiene que ver con el dinero del y las respuestas judiciales no creo que se hagan esperar porque (el Sodalicio) es una organización que es un sistema donde la prensa libre y la democracia no existen y la única respuesta a los cuestionamientos es judicial. En lugar de responder a las preguntas y hablar con los periodistas lo único que utilizan son las cartas notariales. (...) (La querella) era realmente una medida que buscaba callarnos y que nunca más se hable del tema del Sodalicio. Mi única respuesta es más y mejor periodismo", remarcó.