Lejos de reconocer el clima de inseguridad que se vive en nuestro país, el presidente prefirió criticar a la prensa por la difusión del , en Surquillo, donde un cliente fue asesinado sin que los efectivos de la Policía hagan nada al respecto, pese a la cercanía de dos dependencias de la PNP en la zona del asalto.

Siguiendo la línea de ayer, Humala consideró que las imágenes del atraco no debieron ser propaladas. "Hay que pedir a los medios que ayuden a la lucha contra la inseguridad. Tratemos de evitar pasar esas imágenes por el tema del rating", afimó.

El jefe de Estado dijo que la publicación de dicho video "está reñida con la moral y no ayuda a la generación de valores".

Sin embargo, no habló sobre qué está haciendo el Gobierno y el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana –que él preside– para contrarrestar los .