El presidente Vizcarra apuntó que "las naciones se desarrollan cuando son capaces de construir autonomía para sus ciudadanos". (Manuel Melgarejo/GEC)
El presidente Vizcarra apuntó que "las naciones se desarrollan cuando son capaces de construir autonomía para sus ciudadanos". (Manuel Melgarejo/GEC)

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

El presidente de la República, , destacó que uno de los ejes de su gobierno es impulsar el desarrollo social que, según manifestó, está sujeto a “recuperar la legitimidad en las instituciones”.

“No puede haber desarrollo sostenible sin ciudadanía efectiva, no puede haber progreso si no garantizamos derechos civiles y políticos para todos los peruanos y peruanas. Tenemos que recuperar la confianza y legitimidad en la democracia y las instituciones”, dijo durante su intervención en la ceremonia de inauguración de la Semana de la Inclusión Social.

En otro momento, el mandatario también valoró el acceso a una “justicia imparcial” en el marco de un Estado de derecho. Al respecto, dijo que este reconocimiento debe estar garantizado para todos los peruanos, independientemente de su “condición socioeconómica, raza, opinión, creencia, edad y orientación sexual”.

“Una efectiva inclusión social también implica la existencia de gobiernos y autoridades que actúen con honestidad y transparencia y rindan cuentas de sus actos, la corrupción y la impunidad es el peor lastre para los pobres para lograr una verdadera inclusión social”, acotó.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

dedicó una parte de su discurso para subrayar que la libertad de prensa y expresión son parte inherente del desarrollo de una sociedad informada.

“Una sociedad inclusiva es aquella donde las libertades de prensa, de expresión y asociación deben estar garantizadas junto con la existencia de medios de comunicación independientes para que la población esté plenamente informada y se sienta libre de contribuir con ideas y experiencias, sin temor a represalias de podres oculto y subalterno”, dijo.

La reflexión del mandatario tiene lugar en medio de una nueva etapa política. Hace dos semanas decidió y convocar a elecciones parlamentarias para el próximo 26 de enero. Un sector político que rechaza la medida, se resiste a voltear la página y, por el momento, espera un pronunciamiento del (TC).