(USI)
(USI)

A mediados del 2012, Horacio Barrios Cruz retornó por la puerta grande a Editora Perú como gerente general. Anteriormente había ocupado el mismo cargo, entre enero del 2002 y abril del 2004, cuando laboró con el entonces presidente del Directorio, Luis Córdova Farías, quien años después denunciaría a la empresa periodística del Estado por el supuesto incumplimiento de beneficios laborales y solicitaría el pago de una indemnización de S/.749,263.00.

Córdova Farías, quien planteó su denuncia aprovechando un vacío legal en el contrato elaborado por Fonafe, había suscrito un convenio de locación de servicios con Editora Perú y cobraba mediante recibo por honorarios profesionales pues no mantenía una relación laboral con la empresa. El 13 de enero de este año, la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema falló a su favor en última instancia y aceptó en parte su pedido al ordenar a Editora Perú que "abone a favor de Córdova Farías la suma ascendente a S/.418,735.16".

Esta suma deberá ser pagada ahora por el propio Barrios Cruz, en su reasumida condición de gerente general.

Curiosamente, cuatro años atrás, en junio de 2008, cuando este funcionario no estaba en la empresa, sus declaraciones en el juicio, en calidad de testigo y a pedido del propio Córdova Farías, fueron determinantes a favor de este, según reveló una fuente judicial a Perú21.

DECLARACIONES CLAVEEn su manifestación testimonial ante el Noveno Juzgado Laboral de Lima, el entonces exgerente general de Editora Perú afirmó que Córdova Farías, en el tiempo que laboró como presidente del Directorio, cumplía un horario de trabajo y que nunca gozó de vacaciones ni se le abonó el pago de utilidades ni ningún tipo de gratificaciones.

"Sí es cierto, ese era su horario generalmente (de 08:30 a.m. hasta las 18 o 19 horas)", respondió. Es más, cuando se le consultó si Córdova Farías contaba con oficina y equipamiento para que desempeñe sus funciones, Barrios Cruz respondió afirmativamente. "Sí, tenía una oficina asignada con equipamiento y estaba ubicada en mezanine", declaró.

TENGA EN CUENTA

- Barrios tiene una doble participación en el caso. Primero declaró como testigo contra Editora Perú y avaló la versión de un exfuncionario que había demandado a la empresa.

- Ahora, como gerente tendrá que pagarle a ese ex funcionario casi medio millón de soles. ¿Le informó de eso al directorio?