[OPINIÓN] Richard Arce: “Fujimori: Son delitos, no errores”.
[OPINIÓN] Richard Arce: “Fujimori: Son delitos, no errores”.

Ahora que Alberto Fujimori circula en las calles y disfruta de su libertad, algunos medios de comunicación al fin le están dando tribuna y lo primero que se ve es su lucidez a pesar de la edad que tiene. Y lo segundo es que no ha cambiado, sigue siendo el sátrapa que no reconoce ningún delito e inclusive habla de errores en el caso del Vladimiro Montesinos, su asesor siniestro, que fue captado in fraganti en actos de corrupción con los vladivideos.

Fujimori fue sentenciado por delitos de corrupción, secuestro y autoría mediata en crímenes execrables cometidos por el grupo paramilitar Colina, que su gobierno constituyó justamente para cometer este tipo de atentados en el espiral de violencia que se generó por los otros dementes, los terroristas de Sendero Luminoso y el MRTA. Fujimori reconoció en público el delito de corrupción en una audiencia judicial, por haberle entregado 15 millones de dólares a su entonces asesor, después que ya se había destapado el escándalo para que fugue del país.

Así que pretender argumentar a estas alturas que los delitos que él y Montesinos cometieron fueron errores y pasarlos por “agua tibia” es una ofensa contra la memoria y la historia del país; es una afrenta contra los deudos de las víctimas de sus crímenes, de los casos Barrios Altos y La Cantuta que con justa razón reclaman ante la CIDH el cumplimiento de la condena de un sentenciado que nunca pidió disculpas por los delitos cometidos e inclusive se burla del país, sin pagar la reparación civil por estos crímenes.

La justicia se da cuando se impone una pena y reparación al Estado y los deudos, cumpliendo la sentencia por los delitos cometidos. El indulto se daría en caso el reo muestre su arrepentimiento y pida perdón por los delitos; esto no se ha dado en el caso de Alberto Fujimori, al contrario, como lo vemos hoy, campante habla de supuestos errores y pretende cambiar la historia, construyendo una narrativa condicionada a sus intereses. Y no lo hace solo, para eso tiene el partido Fuerza Popular y su bancada en el Congreso que desde el año 2000 pretenden reescribir la historia.

La reconciliación del país se va a dar con justicia y reparación por los daños causados, por eso son una ofensa las últimas expresiones de Alberto Fujimori. Las nuevas generaciones tienen la obligación de conocer la verdad, que Fujimori fue un criminal, dictador y corrupto que destruyó las instituciones del país, copando el Estado, incluyendo al sistema de justicia.

Perú21 ePaper,  y pruébalo gratis.

VIDEO RECOMENDADO

La minería ilegal depreda toda la sierra de La Libertad