(Foto: Jorge Cerdán/@photo.gec)
(Foto: Jorge Cerdán/@photo.gec)

Luego de dos años de virtualidad en las escuelas y una vez anunciado el levantamiento de las restricciones para el retorno completo a la presencialidad, es importante hacer un balance de los principales retos que debemos asumir en este nuevo año escolar.

Es clave darle sostenibilidad al retorno a las aulas y, si bien la agenda es amplia, quisiera detenerme en cinco puntos fundamentales para que este retorno sea exitoso y se centre en el bienestar de los estudiantes.

Lo primero es el trabajo de contención socio emocional. Dos años alejados de las aulas y de las dinámicas de la escuela han generado un impacto en los niños, niñas y jóvenes. El proceso de adaptación es complejo y demanda atender las necesidades emocionales de los estudiantes, que enfrentan muchos sentimientos, como temor, ansiedad, entre otros. Debemos contener y acompañar a los estudiantes desde la casa y la escuela. Es el primer paso necesario para que podamos hablar de un retorno seguro. Es clave la comunicación entre la escuela y las familias, para poder trabajar de la mano en este proceso.

El segundo paso debe enfocarse en cerrar las brechas de aprendizaje que se han generado en estos dos años. De acuerdo con Unicef, en el Perú, aún no existen cifras oficiales de pérdidas de aprendizaje, pero se calcula que estas deben ser iguales o mayores que en otros países de la región. El Banco Mundial estimó que la situación de los niños en situación de pobreza de aprendizajes podría alcanzar el 73% en países de ingresos bajos y medianos. Asimismo, la cifra de aquellos que terminaban la primaria sin comprensión lectora subió al 64%. Por ello, es clave tener un diagnóstico claro de las brechas actuales y trabajar en un plan de recuperación de aprendizajes. Ello implica una articulación de todos los actores del sistema educativo, pues cada escuela debe seguir su proceso de identificación de brechas y elaboración de planes de trabajo y es el Minedu, la autoridad que debe liderar el proceso, brindando las herramientas de monitoreo y acompañamiento.

MIRA: [Opinión] Mariana Alegre: El transporte pendiente

Recuperación de la confianza es el tercer paso clave en el que debemos enfocarnos. El cambio de presencialidad a virtualidad en el año 2020 debilitó la relación de confianza entre familias y escuela. Las escuelas cumplen el rol clave de formar a los estudiantes y, en esta tarea, las familias deben ser aliados claves. Es momento de fortalecer esta relación de confianza, en promover el involucramiento de las familias en el aprendizaje y formación de los niños y niñas. Debemos trabajar juntos, el reto es grande, y requiere todo nuestro esfuerzo.

La pandemia nos llevó de manera abrupta al mundo de lo digital. A lo largo de estos dos años, hemos podido comprobar que la virtualidad ha abierto importantes oportunidades. Los estudiantes han desarrollado competencias digitales, los docentes se han capacitado para acompañarlos en este camino de lo virtual. El retorno a la presencialidad no debe descartar el uso de herramientas digitales. No podemos pretender retornar a la escuela de 2019, debemos incorporar todo lo aprendido a nivel digital y repensar varias de las dinámicas que se dan en la escuela.

Finalmente, un elemento clave que debemos priorizar es la promoción de la innovación educativa en las escuelas. La pandemia debe ser vista también como una oportunidad de repensar propuestas educativas, cuestionarnos sobre los procesos pedagógicos, poniendo siempre al centro el bienestar del estudiante. Es clave brindar mayor autonomía a los colegios para que implementen proyectos educativos, que desarrollen las competencias que el mundo actual demanda.

*Daniel Duharte es CEO de Innova Schools

VIDEO RECOMENDADO

Aníbal Torres patea el tablero en Las Bambas
Gobernador de Apurímac: “Si el Premier no puede vamos a pedir la presencia del presidente de la República” Además, ministro de Energía y Minas defiende funcionarios de Perú Libre: “Somos gente calificada” También, Betssy Chávez plantea exámenes psicológicos y psiquiátricos como requisitos para postular al Congreso. Y, los países del G7 se movilizan para ayudar a la economía de Ucrania.