Al estilo Vizcarra (Foto: Presidencia)
Al estilo Vizcarra (Foto: Presidencia)

Veinte meses de gobierno de Martín Vizcarra. Parece lejano el discurso inaugural del 28 de julio de 2018 en el que evidenció sus líneas matrices de conducta política rodeado de un influyente y pequeño círculo conocido como “los moqueguanos”. Apelar al antifujimorismo, como Ollanta Humala hizo en su momento, le dio resultados en el respaldo ciudadano, y la disolución del Congreso lo llevó al pico de su popularidad.

Su primer año estuvo marcado por la crisis del sistema judicial; los audios mafiosos del CNM; el anuncio de una JNJ, que recién estará establecida en enero de 2020; el factor Chávarry (sigue de fiscal supremo); tres gabinetes, el primero de ellos al mando de César Villanueva.

Estamos seguros de que dadas las circunstancias, el jefe de Estado preferiría estar lo más lejos posible de quien fuera el promotor de la vacancia de PPK y principal impulsor en el Congreso para que sea el presidente sucesor de la plancha Kuczynski.

Sin embargo, el hecho de que el juez Jorge Luis Chávez haya determinado que Villanueva (en una clínica local) vaya a prisión preventiva 18 meses disminuye el efecto negativo para su gobierno. Depende también de si Keiko vuelve a la cárcel .

Esta semana, uno de los exejecutivos de Odebrecht ha ratificado que a Villanueva le entregaron US$30 mil en sobornos por la carretera San José de Sisa, y lo acusan, además, por el intento de obstrucción e infiltración en el entorno del equipo Lava Jato.

Aunque se ha comenzado a opinar más sobre lo detenida que está la economía, de lo poco que vamos a crecer este año, de que las inversiones no se destraban, que la violencia de género ha aumentado y la sensación de inseguridad también, Vizcarra todavía ostenta un 60% de respaldo.

Los resultados de la elección congresal serán de importancia política para su gobierno. Le conviene un Legislativo fraccionado, que el número de fujimoristas que entren sea muy bajo y que el Apra no pase la valla.

TAGS RELACIONADOS