CEDEN POR PRESIÓN. Isla y los congresistas justificaron retroceso señalando que el aumento no fue bien explicado. (C. Fajardo)
CEDEN POR PRESIÓN. Isla y los congresistas justificaron retroceso señalando que el aumento no fue bien explicado. (C. Fajardo)

Las caras largas reflejaban el malestar que sentían. El presidente del Congreso, Víctor Isla, y legisladores de diferentes bancadas se presentaron ante la prensa para anunciar la decisión unánime de la Junta de Portavoces de dejar sin efecto el aumento del bono por función de representación que incrementaba los ingresos de los parlamentarios a S/.30 mil mensuales.

Las críticas del presidente Ollanta Humala, sumadas a la indignación de la ciudadanía y a las protestas callejeras que comenzaban a expresarse en algunas regiones, fueron el detonante para que los legisladores tuvieran que pasar por el bochornoso momento de anunciar que el pretendido aumento aprobado por el Consejo Directivo, el mes pasado, quedaba anulado.

Después de tres horas de reunión, a puerta cerrada, entre la Mesa Directiva y los voceros, el titular del Legislativo y algunos de sus colegas aparecieron, a las 12:30 horas, por el Hall de los Pasos Perdidos para informar sobre esta marcha atrás.

Para entonces, ya se había filtrado la información de que el aumento quedaba sin efecto. El rostro de Isla y de los parlamentarios así lo demostraba.

De ese grupo que se colocó frente a la prensa, el único que sonreía era Víctor Andrés García Belaunde, cuya bancada (AP-Frente Amplio) había anunciado, el pasado lunes, que pelearía hasta el último para eliminar el incremento porque se trataba de una medida rechazada por la opinión pública.

Sin embargo, la decisión no es definitiva, como lo advirtió Daniel Abugattás. Tendrá que ser sometida a consideración del Consejo Directivo, como declaró Isla.

En horas de la noche, una nota de prensa del Congreso confirmó que la presidencia convocó al Consejo Directivo para hoy, a las 16:00 horas. Se da por descontado que la cita será para ratificar el acuerdo de la Junta de Portavoces.

Cuando se le preguntó a Isla qué criterios se impusieron para que los voceros cambiaran de opinión en el tema del aumento, el titular del Legislativo señaló que se consideró que "no había sido explicado correctamente y la población no lo había entendido".

También negó los trascendidos referidos a que en días anteriores se había procedido al abono del monto de representación, incluyéndose el aumento aprobado en el Consejo Directivo.

Sobre los cuestionamientos del jefe de Estado, Isla destacó que el Parlamento es respetuoso de la posición del mandatario y, por lo tanto, "evidentemente ha sido tomada en cuenta".

A PUERTA CERRADAFuentes legislativas informaron que la sensación de incomodidad se percibió durante el encuentro de los portavoces y los miembros de la mesa.

Los principales argumentos que se esgrimieron fueron el rechazo del presidente Humala y la creciente ola de protestas en el interior.

También se discutió, con evidente malestar, la actitud de algunos parlamentarios quienes, tras respaldar el aumento, salieron ante la opinión pública para rechazarlo.

Sin embargo, nadie le decía nada al primer vicepresidente del Legislativo, Marco Tulio Falconí (Perú Posible), quien horas antes, en el programa Abre los ojos, en un desesperado intento por justificar el aumento, dijo que gastaba S/.5 mil en combustible durante sus viajes a Arequipa.

Otro detalle que no pasó desapercibido fue el retiro de la vocera de Solidaridad Nacional, Esther Capuñay, momentos antes de que se aprobara la rectificación.

MIRAN OTRAS ENTIDADESPero uno de los puntos tratados que debe ser tomado en cuenta fue las referencias de algunos legisladores para que se fiscalice el manejo de las caja chicas de otras entidades públicas.

Quienes hicieron alusión a este tema sostenían que en otras entidades los sueldos y los gastos de representación son mucho mayores que los ingresos que perciben el presidente de la República y los congresistas.

Entre las entidades que se mencionaron destacan la Superintendencia de Banca y Seguros y la Contraloría.

INTERPELACIÓNPor otro lado, la bancada fujimorista comenzó a recolectar firmas para interpelar a la titular de la Mujer, Ana Jara, por haber cobrado indebidamente la llamada 'Asignación por Función Congresal' cuando ejercía el cargo de ministra.

La moción respectiva señala que Jara viajó al interior en cumplimiento de sus funciones como ministra y que por ello devolvió, a través de un cheque, los S/.77 mil que le había cobrado indebidamente al Parlamento.

Según el documento, el gesto de Jara "de ninguna manera la exime de la responsabilidad por la supuesta infracción cometida". Para los autores de la moción, este hecho demostraría que no realizó actividades de representación congresal desde que asumió la cartera ministerial y que por ello devolvió el íntegro de lo indebidamente cobrado, teniendo en cuenta, además, que los ministros cuentan con gastos operativos ilimitados.

El documento recuerda que Jara no presenta informes de su función de representación desde octubre de 2011.