PARA LA FOTO. Autoridades se reunieron para dar la impresión que sí trabajan unidos contra la criminalidad. (C. Fajardo)
PARA LA FOTO. Autoridades se reunieron para dar la impresión que sí trabajan unidos contra la criminalidad. (C. Fajardo)

El Perú se desangra día a día por la delincuencia, pero el presidente Ollanta Humala no asume el liderazgo. Ayer, la excandidata Keiko Fujimori exigió al mandatario que deje de ser un "simple espectador" y adopte las decisiones que le corresponden como jefe de Estado para enfrentar ya la inseguridad ciudadana.

"¿Dónde está el Presidente Comandante?. (…) Si el 68% de la población ha sido víctima de robo, el problema no son los medios de comunicación! Es la ineficacia de su gobierno Sr. Humala", sentenció en Twitter.

También criticó al primer ministro Juan Jiménez, quien fustigó a la prensa por emitir imágenes del robo a la notaría Paino. "Su premier pide que no se hagan telenovelas del delito, la población le exige a su gobierno que no las financie con su inacción", enfatizó.

Este reclamo le dolió al nacionalismo. El legislador Fredy Otárola subrayó que la lideresa de Fuerza Popular no tiene autoridad moral ni ética para cuestionar y recordó que su padre, el condenado Alberto Fujimori, se fugó a Japón y volvió al Perú enmarrocado.

SIN LÍDER, SIN PILOTOLas voces críticas no cesaron. El congresista Luis Galarreta (Alianza Por el Gran Cambio) subrayó que Humala no asume el liderazgo ni la coordinación que debería frente a la inseguridad ciudadana.

Aseveró que el mandatario está "un poco mareado" por el alto nivel de popularidad que goza gracias al incremento del gasto social. "Algo está caminando mal. Siento que no hay estrategia, un plan general", refirió a Perú21.

Su colega de Acción Popular, Víctor Andrés García Belaunde, advirtió que el tema de la seguridad ciudadana "se le fue de las manos" al jefe de Estado, quien –puntualizó– se rodeó de oficiales que no reaccionan en tiempo de crisis.

"(Humala) No ha tenido interés de manejar un sector con profesionales capacitados. Hay desidia. No ha tomado las cosas en serio. Debería darse un cambio en la cúpula de la PNP", manifestó.

El dirigente de Perú Posible, Juan Sheput, sostuvo a Perú21 que "nunca hubo un piloto" ni líder en seguridad ciudadana y señaló que la escalada de violencia refleja incapacidad, descuido y falta de liderazgo.

Puntualizó que Humala priorizó su amistad para mantener en el cargo al director de la PNP, Raúl Salazar. "Este desconcierto nace de un desorden basado en la incapacidad. Ollanta se confirmó como una gran decepción", expresó.

PURA LÍRICAPese a la ola de asesinatos y asaltos, el presidente Humala reiteró su libreto sobre la responsabilidad compartida en el tema de la seguridad ciudadana, eludiendo así su rol.

Incluso, aseguró que su Gobierno trabaja "día y noche" para luchar contra el crimen y que se está avanzando en esa labor. Mencionó, además, que se destinó S/. 800 millones contra la delincuencia.