¿REAL O SIMULADO? Alberto Fujimori se presentó en la sala de audiencias visiblemente desmejorado. (Mario Zapata)
¿REAL O SIMULADO? Alberto Fujimori se presentó en la sala de audiencias visiblemente desmejorado. (Mario Zapata)

Solo media hora duró el inicio del juicio al expresidente Alberto Fujimori por los diarios 'chicha'. La Cuarta Sala Penal Liquidadora de Lima –integrada por las vocales Aissa Mendoza, Carolina Lizárraga y Avigaíl Colquicocha– postergó hasta el próximo lunes 28 la audiencia al exmandatario por problemas con su salud.

El exjefe de Estado –quien no había sido visto públicamente desde hace exactamente cuatro años– se presentó al proceso visiblemente desmejorado, a diferencia del último juicio, en el año 2009, al que acudió por el 'chuponeo' telefónico y en el cual fue condenado a seis años.

En esta ocasión, el condenado exmandatario lucía notoriamente desmejorado. Caminaba encorvado, vestía ropa informal (pantalones drill, polo y chompa), estaba despeinado, sin lentes y, en vez de su acostumbrado portafolio, llevaba un tensiómetro.

La audiencia aún no había empezado cuando Fujimori, luego de medirse la presión, pidió la presencia del médico del penal Barbadillo de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes), quien solicitó que se interrumpiera la sesión por 20 minutos. El motivo, según fuentes del INPE, es que Fujimori tenía la presión alta.

Aunque la audiencia se reanudó y las vocales dieron inicio al juicio, luego de media hora se suspendió debido a que el procesado seguía manifestando problemas de salud.

"SE QUIERE VICTIMIZAR"Al respecto, esta imagen del exmandatario generó críticas que lo acusaban de querer victimizarse para sensibilizar a la opinión pública.

Así coincidieron el presidente del Instituto de Defensa Legal (IDL), Carlos Rivera, y los congresistas Rosa Mavila (AP-FP) y Omar Chehade (Gana Perú).

"Ha querido dar lástima, hay que ver cómo se presentó en el 2009 (juicio por interceptación telefónica). Ahora se presenta desaliñado. Quiere dar la impresión de que no se preocupa por su imagen, sino por su salud", manifestó Rivera.

El letrado descartó que el INPE o el tribunal a cargo del proceso hayan podido evitar o llamar la atención al exmandatario por la forma en que fue vestido.

"Estoy seguro de que las propias magistradas se vieron sorprendidas, más aún cuando se trata de un alto funcionario. Ni el INPE ni el Juzgado pueden decidir cómo va vestido un preso", aseguró.

A su turno, la parlamentaria Mavila calificó como una estrategia mediática la forma en la que el exmandatario acudió a la sala. "No muestra enfermedad. Goza de buena salud, al menos intelectual", dijo.

Chehade expresó dudas respecto a que en realidad se encuentre enfermo. "No sabemos si se trata de una estrategia táctica o política de Fujimori, esperamos que no", expresó.

En su contraparte, su hija Keiko Fujimori y los congresistas de Fuerza Popular Alejandro Aguinaga y Martha Chávez aseguraron que el exmandatario sí se encuentra realmente enfermo.

La excandidada presidencial pidió un juicio rápido para su progenitor. "El estado de salud de mi padre es frágil. Esperamos que este proceso sea rápido y justo", demandó.

Entretanto, Aguinaga, su también médico de cabecera, reveló que Fujimori hace días que ya se encontraba delicado, pero dijo que él insistió en acudir al proceso.

Por último, la parlamentaria Chávez expresó su preocupación por la deteriorada salud de su líder. "Yo lo había visto mejor, pero me he quedado sorprendida cuando lo he visto en el juicio", contó.

SUPREMA VERÁ RECUSACIÓNPor otro lado, antes de concluir la audiencia, las vocales resolvieron que sea la Corte Suprema la instancia que resuelva el pedido de inhibición planteado por Fujimori contra ellas.

Asimismo, William Castillo, abogado del expresidente, cuestionó que un tribunal superior procese a su patrocinado, al asegurar que la instancia indicada para el juicio a un dignatario es la Suprema. "El supuesto ilícito se cometió cuando fue presidente y, por lo tanto, debe ser visto por una instancia superior", aseguró.

Este pedido fue criticado por el procurador anticorrupción, Julio Arbizu, y lo acusó a Castillo de querer armar un show mediático.

DATOS

- El miércoles, el exmandatario se reunió tres horas con el abogado William Castillo. Asimismo, los médicos del Fundo Barbadillo lo evaluaron y le autorizaron la salida con un tensiómetro.

- El procurador Arbizu corroboró que Fujimori estaba en perfectas condiciones minutos antes del juicio; por eso se autorizó su presencia. "Su presentación contrasta con sus apariciones en redes sociales. El juicio tendrá que seguir".