Tras ser herido durante la marcha nacional contra el régimen de Manuel Merino, el último sábado, Inti Sotelo fue llevado al hospital Emergencias Grau, pero falleció. (Fotos: Leandro Britto/@photo.gec)
Tras ser herido durante la marcha nacional contra el régimen de Manuel Merino, el último sábado, Inti Sotelo fue llevado al hospital Emergencias Grau, pero falleció. (Fotos: Leandro Britto/@photo.gec)

La incertidumbre y la violencia que terminó con la vida de dos jóvenes nos hace pensar en lo vulnerables que podemos ser solo por salir de casa e ir a una marcha. “Me voy a luchar por mi país”, le decía a su mamá cada vez que iba a una protesta. Así le dijo ese sábado. Y esta vez no regresó. Lo asesinaron. No usemos eufemismos, por favor.

Así lo contó la mamá de Inti Sotelo, frente al ataúd, cubierto de la bandera del Cristal, el equipo de sus amores. A Inti y a Bryan Pintado, la otra víctima fatal de esta marcha nacional por la democracia, los llaman hoy los ‘héroes del bicentenario’. Disculpen, pero no queremos más héroes. Y no son héroes. No se inmolaron. Los mataron.

Bryan Pintado Sanchez y Jordan Inti Sotelo Carmago murieron durante la segunda marcha nacional contra el régimen de Manuel Merino.
Bryan Pintado Sanchez y Jordan Inti Sotelo Carmago murieron durante la segunda marcha nacional contra el régimen de Manuel Merino.

La violencia desmedida de la Policía Nacional y la irresponsabilidad de políticos que el pueblo no olvidará por su ineptitud, ceguera y obstinación, nos ha dejado dos muertos, dos chicos que solo querían un país mejor.

A una madre que su hijo sea ‘héroe’ no la consuela en absoluto, ni los reconocimientos, ni las palabras elogiosas. ¡Basta de romantizar una tragedia con responsables directos! La Policía actuó con una brutalidad que parecía ya olvidada en este país.

Los padres no deben ver morir a sus hijos en un mundo ideal, lamentablemente no siempre es así. Y las familias de Inti y de Bryan están rotas. Porque de la pérdida de un hijo no se recompone ningún papá, ninguna mamá.

En este país nos estamos acostumbrando a ver nacer ‘héroes’ de la ineptitud, de la falta de Estado, de la falta de corazón.

No queremos héroes de la irresponsabilidad. No queremos héroes por culpa de malos políticos, y de la mala política. No queremos héroes de la mala fiscalización de alcaldes, y autoridades. Esos no son héroes. Son víctimas.

Las condolencias sobran cuando la persona que tanto amamos ya no está.

El país ha vivido una de sus peores crisis de tiempos recientes. Y en esos jóvenes que salieron a la calle queda el ejemplo de un futuro que ya no se tapa los ojos ante una realidad que apesta. Estos jóvenes son un ejemplo, pero los queremos vivos. Y la Policía debe responder por cada víctima, por cada herido. . No queremos más madres pensando que la vida de un hijo se puede ir en una marcha por el derecho legítimo de reclamar un país decente.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Padres de Inti Sotelo lo entierran en medio del dolor: “Que esto sea ejemplo" | América Noticias
Padres de Inti Sotelo lo entierran en medio del dolor: “Que esto sea ejemplo" | América Noticias