“¿Existe alguna tecnología que garantice la idoneidad de un proceso electoral y mejorar drásticamente su aplicación actual? La respuesta la da la blockchain”. FOTOS: MARIO ZAPATA NIETO / GEC
“¿Existe alguna tecnología que garantice la idoneidad de un proceso electoral y mejorar drásticamente su aplicación actual? La respuesta la da la blockchain”. FOTOS: MARIO ZAPATA NIETO / GEC

Hace más de un año, a través de este espacio en Perú21, propongo mejoras a nuestro vivir: la moneda digital, las placas digitales, uso del DNI electrónico para la ciudadanía digital, renovación de congresistas con evaluaciones y elecciones digitales anuales y la ciudad inteligente, entre otras, donde he explicado los beneficios que ello traería. Sin embargo, en todas, al igual que para la siguiente, se requiere total conectividad.

Durante años tenemos procesos electorales que obligan a contar con impresiones de planillones y su distribución, desplazamientos de electores, colas, movilización de fuerzas armadas, conteos, observadores, personeros que “ganan en mesa”, urnas extraviadas, y conteos que toman días, generan desconfianza, tienen un alto costo y son poco eficientes.

Le agradezco a José Meléndez por sus aportes al tema que les presento: elecciones digitales.

¿Existe alguna tecnología que garantice la idoneidad de un proceso electoral y mejorar drásticamente su aplicación actual? La respuesta la da la blockchain. Esta dio nacimiento a la primera criptomoneda (Bitcoin), también base para el Renminbi (e-RMB), la moneda digital china. Blockchain es sinónimo de confianza y seguridad. La humanidad ahora tiene la posibilidad de mejorar los procesos electorales, con el voto electrónico descentralizado. Es necesario que todo sistema electoral sea antifraude, eficiente, secreto y verificable. Ello se logra con un sistema descentralizado y distribuido que brinde transparencia al proceso y siendo secreto, que se pueda verificar. La tecnología blockchain asegura que ello se cumpla.

¿Qué beneficios traería un proceso electoral digital?

1. Seguridad e integridad. Debido al conteo distribuido de votos, ya no es un escrutinio realizado por un sistema central, sino por redes de computadores conectados.

2. Inmediatez. El resultado del conteo sería inmediato y a tiempo real, apenas culmine el proceso de votación.

3. Economía. Se evitan desplazamientos, impresiones, distribución. Solo se necesitaría, además del desarrollo, conexión a Internet en centros de votación.

4. Inmutabilidad. No habría manera de adulterar los votos, ni los conteos, ni resultados, con ninguna tecnología.

5. Transparencia: Los votantes podrían consultar en línea su voto usando su llave privada, sin vulnerar el principio del voto secreto.

6. Orden. La votación sería rápida y ordenada. Solo se necesitaría ingresar al sistema, validar identidad y emitir voto. Inclusive con identificación biométrica muchos ciudadanos lo podrían hacer desde sus propios dispositivos.

TAGS RELACIONADOS