NO CESA LA VIOLENCIA. País africano tardará en recuperarse del atentado del martes. (Reuters)
NO CESA LA VIOLENCIA. País africano tardará en recuperarse del atentado del martes. (Reuters)

NAIROBI (Agencias).– "Disparaban y luego se sentaban a beber una gaseosa. Los escuché abrir el refrigerador, antes de sentarse a descansar", relata Fred Bosire, empleado del supermercado del centro comercial Westgate de Nairobi, que sufrió el martes un atentado que dejó 72 muertos.

El testigo señala que si bien logró esconderse, una bala lo alcanzó. "Cuando me desperté, tenía la garganta seca. Intenté moverme, pero mi pierna izquierda no me respondía. Escuché mi teléfono vibrar. Era mi esposa, y como pensé que no iba a salir vivo de allí, contesté. Le dije 'me estoy muriendo, pero por favor no llores por mí'. Le pedí también que no cuente nada a los niños antes de que terminen sus exámenes", narra Bosire.

MÁS ATAQUESDe otro lado, Kenia sigue siendo objetivo de ataques islamistas. Tres personas murieron y nueve resultaron heridas en diversos atentados en el noreste del país, en la frontera con Somalia, informó la Policía de Nairobi.

En la mañana de ayer, hombres fuertemente armados mataron a 2 policías e hirieron a 4 civiles con granadas de mano lanzadas en la ciudad de Mandera. Luego prendieron fuego a 12 vehículos. A su vez, en un ataque con bomba en un mercado, en la localidad fronteriza de Wajir, murió otra persona y 5 resultaron heridas en la noche del miércoles.

El servicio secreto keniano NIS considera que estos últimos ataques están relacionados con el atentado terrorista de Nairobi.

TENGA EN CUENTA

- Interpol emitió orden de arresto contra la británica Samantha Lewthwaite (29), 'alias La Viuda Blanca'.

- Sospechan que Lewthwaite fue parte de la matanza en centro comercial.