TRONO VACÍO. Benedicto XVI deja el cargo en tiempos que la Iglesia católica es golpeada por casos de curas pederastas. (Reuters)
TRONO VACÍO. Benedicto XVI deja el cargo en tiempos que la Iglesia católica es golpeada por casos de curas pederastas. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO.– El papa Benedicto XVI dejará oficialmente el trono de Pedro el 28 de febrero próximo, pero las pugnas por ocupar su lugar ya comenzaron en el Vaticano.

En la Curia romana –el conjunto de órganos de gobierno de la Santa Sede– no hay partidos, pero sí 'lobbies' de poder o clanes que aglutinan a los diferentes cardenales para apoyarse mutuamente en la escalada por los puestos vaticanos y apoyar a sus jefes de fila en el cónclave que se realizará entre el 24 de marzo y el 1 de abril, donde 120 cardenales –menores de 80 años– de diversas partes del mundo votarán en la Capilla Sixtina para elegir a un nuevo pontífice.

Según fuentes vaticanas, los representantes italianos están ansiosos por recuperar el papado tras 35 años, pero están muy divididos y tienen al frente a una inmensa mayoría de cardenales que están hartos de sus "politiquerías" y optarían por un Papa 'extranjero' que desactive el enorme poder de la Curia.

"Conozco muchos obispos y cardenales de América Latina que podrían asumir la responsabilidad de la Iglesia universal", dijo recientemente el arzobispo Gerhard Müller, quien es jefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Por su parte, otro cardenal de peso, el suizo Kurt Koch, al frente del dicasterio para la Unidad de los cristianos, dijo al diario 'Tagesanzeiger', en Zurich, que el futuro de la Iglesia no está en Europa. "Sería bueno si hubiera candidatos de África o Sudamérica en el próximo cónclave", señaló.

*NUEVO PERFIL *Según los expertos, el nuevo Papa tendría un perfil moderado: ni demasiado conservador ni demasiado reformista. La Iglesia se ha inclinado demasiado a la derecha y tiene que recentrarse si no quiere perder el equilibrio.

Después de la renuncia de Benedicto XVI, optarían por un Papa relativamente joven y en buena forma física para que pueda hacer frente a los grandes retos de la iglesia.

Los candidatos de fuerza son el actual prefecto de Obispos y exarzobispo de Quebec, Marc Ouellet, seguido del arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan.

En Sudamérica tienen opción los brasileños Odilo Pedro Scherer, arzobispo de São Paulo, y Joao Braz de Aviz, así como el argentino Leonardo Sandri.

Por otro lado, podría ser la hora de un Papa negro. Tienen posibilidades el ghanés Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, y el guineano Robert Sarah, presidente del Consejo Pontificio Cor Unum.

Entre los europeos, figura el austríaco Christoph Schoenborn, amigo del Papa; mientras que entre los italianos, figuran el arzobispo de Milán, Angelo Scola, el cardenal Gianfranco Ravasi y el arzobispo de Génova, Angelo Bagnasco.

SABÍA QUE

- Un máximo de 120 cardenales de 80 años o menores votan en el cónclave.

- Para elegir a un nuevo Papa se necesitan dos tercios de los votos.

- Si en 30 votaciones no hay un resultado (humo blanco), se elegirá al pontífice por mayoría simple.