CAos. Colegio Teresa González de Fanning sigue en construcción. (Luis Gonzáles)
CAos. Colegio Teresa González de Fanning sigue en construcción. (Luis Gonzáles)

Lejos de aceptar su responsabilidad por las graves deficiencias que muestran varios colegios de Lima y Callao en sus infraestructuras –lo que originó retrasos en el inicio de clases–, la ministra de Educación, Patricia Salas, culpó de tal situación a los directores de estos planteles y de las UGEL.

Si bien admitió que hay instituciones en reparación (como las emblemáticas), dijo que los inconvenientes suscitados en estas se debieron a que no se informó sobre la reubicación de alumnos. Por ello, indicó que dichas autoridades deberán rendir cuentas.

Sobre el centro educativo Teresa González de Fanning, refirió que "todos sabían que se venía la segunda fase de la remodelación". No obstante, a fines de febrero, el viceministro de Gestión Institucional, Fernando Bolaños, aseguró a Perú21 que ese local abriría sus puertas con normalidad.

En el caso del colegio San Pedro del Callao –donde se suspendieron las clases por el colapso de una estructura–, Salas indicó: "El pabellón donde se encontraba el muro estaba aislado y no iba a ser usado".

EN EMERGENCIAMientras la ministra minimiza esta dramática situación, otros dos colegios, ubicados en San Juan de Lurigancho, ponen en peligro a miles de escolares. Dos pabellones del Julio C. Tello se están cayendo a pedazos, pero siguen funcionando a pesar de que han sido declarados en emergencia.

En el Abraham Valdelomar, una parte del área de secundaria fue declarada inhabitable.

DATOS

- El Ministerio de Educación coordina la realización de un censo nacional de infraestructura en colegios (que costará S/.50 millones), en el que participarán arquitectos, ingenieros y personal del INEI.

- Tras esta evaluación se repararán las instalaciones de los planteles.