notitle
notitle

ChristianGonzalesArellano Marketing

Es fácil hacer promesas al consumidor, pero si no cumple con lo dicho tendrá problemas. Usualmente, la mente humana generaliza, en especial, los aspectos negativos. La confianza es fácil de perder y difícil de recuperar; así que siempre es mejor trabajar en conservarla.

Por el contrario, si cuenta con el cariño de su cliente, este querrá encontrarlo nuevamente o si mañana desea presentar otro producto, su cliente lo probará primero que nadie. Proteger su marca es cuidar a sus clientes y velar por sus futuras ventas. ¡Construya una marca que todos vean y aprecien! Una marca que robe piropos y recomendaciones.