AÑORA EL VELASCATO. Humala busca un estado que aprenda de la experiencia estatista de los ‘70 y de la actual. (Luis Gonzales)
AÑORA EL VELASCATO. Humala busca un estado que aprenda de la experiencia estatista de los ‘70 y de la actual. (Luis Gonzales)

Viraje confirmado: sí quieren La Pampilla. Pese a que el premier Juan Jiménez no había sido concreto sobre el interés del Gobierno por adquirir los activos de Repsol, ayer la vicepresidenta Marisol Espinoza admitió que el Gobierno ya solicitó información a la empresa española sobre su venta.

Además, dijo que el Ejecutivo está esperando que la compañía defina las condiciones de la operación. "Lo que se ha hecho es enviar una carta, a través de Petroperú, para solicitar información, como lo haría cualquier empresa interesada en la compra. (…) Ellos han dicho que están haciendo consultas", señaló, tras participar en el Foro Económico Mundial.

"SERÍA UN SUICIDIO"El congresista Luis Galarreta (APGC) advirtió que una eventual compra sería un "suicidio" para el crecimiento de la economía y el desarrollo del país.

"Los riesgos alcanzan a todos los aspectos: económico, político, de corrupción, de desviar el camino de éxito logrado. Lo más torpe que puede hacer el Perú, que es mirado con envidia por muchos países, sería retroceder", afirmó a Perú21.

Remarcó que si el Gobierno firma el contrato sin el permiso del Congreso, los ministros serán denunciados constitucionalmente. Asimismo, consideró absurda la idea del Estado empresario y señaló que sus servicios no funcionan.

Bastante preocupado también se mostró el legislador Carlos Bruce (CP), quien sostuvo que si se define la transacción se marcará un quiebre hacia un modelo económico distinto y nefasto para el país. "Si esto pasa, mañana serían las líneas aéreas, el transporte o las telecomunicaciones. Es el mismo raciocinio de Velasco en los años 70", aseveró.

Indicó que la oposición no cederá porque está en juego el futuro del Perú. "La alta popularidad lleva al presidente Humala a pensar que puede hacer lo que quiere y aplicar la Gran Transformación", añadió.

A su turno, el congresista Martín Belaunde (SN) subrarayó a Perú21 que el Estado no debe intervenir porque aumentaría innecesariamente el nivel de endeudamiento de Petroperú, que no dispone de los fondos para comprar.

VALDÉS REAPARECEEn esta coyuntura, el expremier Óscar Valdés no pudo mantenerse al margen y demandó al mandatario no hacer "experimentos". "Sigamos la Hoja de Ruta, cumplamos los compromisos electorales, no a experimentos que sabemos cómo acaban, vamos adelante no hacia atrás", escribió en su cuenta de Twitter.

Pedro Pablo Kuczynski dijo que, en lugar de comprar los activos de Repsol, el Estado podría destinar ese dinero a la educación y la infraestructura.