En estos días del FIIU7 se han presentado muchas experiencias que nos demuestran que un gran cambio es posible, señala la columnista.
En estos días del FIIU7 se han presentado muchas experiencias que nos demuestran que un gran cambio es posible, señala la columnista.

Después de dos años de pandemia, el Festival Internacional de Intervenciones Urbanas – #FIIU7, organizado por Lima Cómo Vamos y Ocupa Tu Calle, volvió a ser presencial y nos permitió un tan añorado reencuentro. Un reencuentro entre activistas de la ciudad y el espacio público, entre soñadores y optimistas que aún creen que nuestros barrios van a mejorar y trabajan para lograrlo, entre funcionarios comprometidos con impulsar una mejor calidad de vida para los vecinos y vecinas, pero sobre todo un reencuentro entre amigos y colegas que apostamos por un mismo fin: lograr más y mejores espacios públicos que podamos disfrutar.

En estos días del FIIU7 se han presentado muchas experiencias que nos demuestran que un gran cambio es posible, desde el recorrido que se hizo en la Balanza, la caminata con niños y niñas para reconocer la ciudad y las distintas charlas que daban cuenta de experiencias urbanas clave. La delegación de Ilo, por ejemplo, sorprendió con su entusiasmo y participación. Fueron varios los anuncios y sorpresas: el próximo año, el FIIU se hará en la ciudad de Río de Janeiro, se lanza la iniciativa BUC – Biblioteca Urbana Colaborativa, en alianza con Urban 95 y la Fundación Bernard Van Leer y, además, se lanzará un curso regional sumándose de aliado FEMSA a los dos anteriores. También se anunció un nuevo proyecto: Clima Urbano, que busca atender la urgencia de la crisis climática.

Este año, el FIIU ocupó varias sedes: desde el LUM y el C.C. de España hasta la plaza de Barranco, las lomas y las calles. Vecinos y pasantes podían unirse a las actividades y celebrar juntos la idea de comunidad. Anécdotas hay muchas y cada uno de los participantes se lleva aprendizajes, su energía recargada y el doble compromiso de continuar haciendo aquello que aman: apostar por sus barrios, sus calles y sus espacios públicos para construir comunidad y fortalecer nuestra sociedad.

Y es que, al final, la capacidad de hacer se potencia cuando descubrimos que no estamos solos, sino que somos muchos. Hoy domingo también hay actividades, entérate más en las redes del FIIUFest en redes sociales.

El FIIU7 ha sido posible gracias a la alianza con Fundación AVINA, Fundación FEMSA, Fundación Bernard Van Leer, Urban 95 y la PUCP a través del Centro de Investigación de la Arquitectura y la Ciudad (CIAC) y la Dirección Académica de Responsabilidad Social (DARS); con el apoyo del Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social - LUM, el Centro Cultural de España en Lima - CCE Lima, la Municipalidad de Barranco, AIDEM, Cine Caleta, el colectivo EnBici y la cobertura internacional de ArchDaily.