Regresó con cráneo en caja. (Internet)
Regresó con cráneo en caja. (Internet)

LONDRES (Tomado de la BBC).– Un británico que estaba de vacaciones en Tailandia cayó de un balcón y tuvieron que quitarle una parte del cráneo porque este ejercía demasiada presión sobre su cerebro.

Lee Charlie, de 32 años, no sabe hasta ahora cómo ocurrió el accidente –en la isla de Koh Tao– y, luego de pasar un mes hospitalizado, volvió a su país con la pieza del cráneo extraída en una caja de polietileno y con la esperanza de que los cirujanos de su país le puedan reconstruir la cabeza con un molde de titanio.

Por su parte, el neurocirujano Colin Shieff explicó que, cuando el cerebro se lesiona, la hinchazón puede empujarlo contra la estructura ósea que lo protege.