Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Un grupo de palestinos trató de impedir el ingreso del secretario general de las Naciones Unidas a la Franja de Gaza y arrojó zapatos a su convoy blindado el jueves, el segundo día de la misión que encabeza en la región para mantener vivas las negociaciones informales de paz.

Cerca de 40 familiares de prisioneros palestinos detenidos en cárceles israelíes debido a diversos ataques violentos se congregaron en el cruce fronterizo de entre Gaza e Israel, con carteles en inglés y árabe que decían "Ban Ki-moon, basta de parcialidad hacia Israel".

Algunos blandieron carteles y palos de madera hacia el convoy de Ban a manera de protesta. Tres de ellos arrojaron sus zapatillas hacia el vehículo del funcionario y otro lanzó una bota, un insulto que se vincula con un manifestante iraquí que al entonces presidente de Estados Unidos durante una conferencia de prensa en Bagdad en 2008.

Los parientes de los presos de Gaza, molestos porque Ban no se reunirá con ellos, formaron una cadena humana en el cruce en un intento por bloquear el paso a su vehículo, pero integrantes de las fuerzas de seguridad de Hamas los apartaron para que Ban pudiera ingresar a territorio costero.

"Venimos aquí como mensaje simbólico para el señor Ban Ki-moon de que los palestinos de Gaza desean tener el derecho de visitar a sus hijos y seres queridos que se encuentran en prisiones israelíes", dijo Jamal Farwana, un vocero de los familiares de presos de Gaza. "Debería hacer un mayor esfuerzo por liberar a los prisioneros y nos preguntamos por qué siempre evita reunirse con familiares de prisioneros palestinos", agregó.

Aproximadamente, 7,000 palestinos se encuentran en cárceles de Israel después de la reciente liberación de más de 1,000 a cambio de un soldado israelí cautivo. Muchos de los presos fueron sentenciados por participar en ataques mortíferos en contra de civiles israelíes.