Papa Francisco solicitó una Iglesia abierta pero no en favor del matrimonio gay. (USI)
Papa Francisco solicitó una Iglesia abierta pero no en favor del matrimonio gay. (USI)

Luego que el se reuniera con Kim Davis, funcionaria que fue a prisión por negarse a dar licencias de matrimonio a parejas homosexuales debido a su fe cristiana, el Sumo Pontífice reafirmó este domingo la oposición de la Iglesia Católica Apostólica Romana al matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Durante una misa solemne en la Basílica de San Pedro para inaugurar una reunión, conocida como sínodo, en la que se discutirá el tema de la familia en el mundo moderno, el papa Francisco dedicó un tercio de su homilía al tema del amor entre un hombre y una mujer en su rol de la procreación.

"Este es el sueño de Dios para su criatura predilecta: verla realizada en la unión de amor entre hombre y mujer; feliz en el camino común, fecunda en la donación reciproca", sostuvo el Sumo Pontífice.

Además, el papa argentino también hizo hincapié en que la Iglesia debe ser más abierta, caritativa, compasiva y misericordiosa con toda la gente, en especial con aquellos cuyas vidas han sido dañadas y con quienes tienen dificultades para adherirse a los principios del cristianismo.

Como se recuerda, en la víspera de la reunión, el Vaticano removió de su cargo en la Santa Sede al sacerdote polaco Krzysztof Charamsa, después de que reconoció públicamente que era gay y pidiera cambios a las enseñanzas católicas contra la homosexualidad.