(AP)
(AP)

El recibió hoy en el en audiencia privada al presidente de , Nicolás Maduro, con el que analizó los problemas que aquejan a ese país sudamericano como la pobreza, la inseguridad y el narcotráfico, así como la situación política después de la reciente muerte de .

El encuentro, que duró 20 minutos, se desarrolló en un "clima de cordialidad", durante el cual se abordó "la situación social y política de Venezuela después de la reciente desaparición del presidente Hugo Chávez", reconoce la nota divulgada por la oficina de prensa de la Santa Sede.

Igualmente analizaron "algunas problemáticas actuales, como la pobreza, la lucha contra la criminalidad y el narcotráfico", reza el comunicado.

El delfín de Chávez, que viaja acompañado por una delegación de veinte personas, fue recibido en la Biblioteca privada del Papa, en el segundo piso del palacio apostólico, con un afable saludo de "bienvenido" por Francisco.

"Es un honor conocerlo. Me impresiona mucho. Estoy feliz de estar aquí y sobre todo de conocerlo. Gracias por todo lo que está haciendo", respondió con tono emocionado Maduro, en su primer encuentro con un Papa desde que asumió la presidencia el 19 de abril pasado.

Maduro aprovechó para contarle al Papa que Venezuela fue premiada la víspera en Roma en la sede central de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación () por haber sido el país que más ha reducido el número de personas que padecen hambre en el último decenio.

Los dos líderes hablaron también del "proceso de paz en Colombia" y sus repercusiones para toda la región, así como del papel de la Iglesia venezolana y su aporte a sectores como la educación y la salud.

Maduro regaló al Papa un retrato de , un cuadro de la , patrona de Venezuela y una estatua del médico José Gregorio Hernández (1864-1919), venerado como un santo en Venezuela y Colombia, a quien le atribuyen cientos de curaciones milagrosas.