La COVID-19 seguirá presente entre las personas, pero tendrá repercusiones menores./ Foto: NOEL CELIS / AFP
La COVID-19 seguirá presente entre las personas, pero tendrá repercusiones menores./ Foto: NOEL CELIS / AFP

Luego de 3 años de haber iniciado la emergencia sanitaria mundial a causa de la , la afirmó que espera poder bajar el nivel de alerta máxima del virus este 2023, por lo que podría considerarse un mal de categoría similar a una gripe: como una amenaza para la salud, pero que no desborda los sistemas de salud de cada país.

Michael Ryan, jefe de los programas de urgencia de la OMS, comentó al respecto: “Llegamos a un punto en que podemos considerar la COVID-19 de la misma forma que consideramos la gripe estacional, es decir, una amenaza para la salud, un virus que seguirá matando, pero un virus que no perturba nuestra sociedad o nuestros sistemas hospitalarios”.

Así mismo, el director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus acotó que ‘está satisfecho por constatar que, por primera vez, el número semanal de decesos registrados en las últimas cuatro semanas fue inferior al que se registró cuando usamos por primera vez la palabra ‘pandemia’, allá por el 2020, de acuerdo a información de Infobae.

MIRA: Un día como hoy, hace 3 años, empezó la cuarentena: Revive los momentos más impactantes

Hoy en día, la situación de inmunización global a causa de las vacunas y la atención oportuna de enfermos de Coronavirus permiten que los sistemas de salud operen con eficiencia y no se vean saturados. No obstante, la COVID-19 terminó con la vida de más de 7 millones de personas en todo el mundo, por lo que no debe tomarse a la ligera.

VIDEO RECOMENDADO

Andy Carrión sobre la extradición de Alejandro Toledo