(Reuters)
(Reuters)

Los cinco países de la región maya, México, Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice, se alistan para despedir el viernes un ciclo de 5,200 años del calendario de esta civilización, que algunos grupos han interpretado de manera apocalíptica y otros tantos creen que traerá buena energía al mundo.

Mientras un reconocido brujo en México recomienda no salir de casa ni acercarse a las zonas mayas el 21 de diciembre, los gobiernos del llamado Mundo Maya ultiman detalles para recibir a los miles de turistas que llegarán este fin de semana a los principales sitios arqueológicos construidos por esta cultura milenaria.

"Les digo que es mejor no salir a ningún lado y quedarse en casa", dijo a dpa el "brujo mayor" Antonio Vázquez, que elaboró una lista de 15 recomendaciones para este día.

Evitar encuentros de más de diez personas, no entrar en contacto con seudo-religiones ni estar en grupos cerrados de fanáticos y no comer ni beber nada en las reuniones hacen parte del listado del brujo, para quien las catástrofes no se darán por las falsas profecías apocalípticas sino por la "psicosis colectiva".

De acuerdo con el estudio que hicieron arqueólogos a piezas mayas como el , una piedra integrada por tres piezas rectangulares que forman una T, la cuenta larga del calendario maya de 5,200 años, que comenzó el 11 o 13 de agosto de 3.114 a.C., retornará a cero el 21 de diciembre o el 23, según una correlación más precisa hecha por los epigrafistas.

Para los mayas la finalización del denominado , una medida de tiempo de 400 años cada una, es un momento de regeneración de las bondades y sabiduría de su pueblo. Sin embargo, algunos grupos lo han interpretado con la idea del fin del mundo.

"Es una confusión que salió de alguien que no estaba muy especializado, que se prestó a una conclusión tendenciosa porque ahora es más materia de fe que de conocimiento científico", dijo a dpa el arqueólgo José Luis Romero, estudioso del Monumento 6 de Tortuguero.

"Los mayas no dijeron nada de lo que se está publicando alrededor de esto, ni que viene un periodo de grandes acontecimientos ni que viene el fin del mundo ni que ocurra ninguna catástrofe", señaló.

Al igual que ocurre con el conteo regresivo que en el mundo se hace para celebrar cada año nuevo, en México el Gobierno, en la página web que promociona el turismo al Mundo Maya, cuenta las horas, minutos y segundos para la llegada de la esperada fecha, que mantiene expectante al mundo entero.

La estimación oficial de 52 millones de turistas que visitarían desde junio de 2011 hasta diciembre de este año los cinco estados de la región maya en el sureste de México se superó desde el verano pasado y hasta julio se contabilizaban más de 62 millones de turistas, según explicó a dpa Arturo Tornel, de la oficina de comunicaciones de la Secretaría de Turismo de México.