(Reuters)
(Reuters)

El presidente de , , negó hoy las especulaciones de algunos medios de que podría abandonar el cargo antes de que agote su mandato, el 15 de mayo.

El jefe de Estado aseguró en que cumplirá su responsabilidad hasta el fin de su mandato, negando así las informaciones de medios italianos que señalaban que podría dimitir para forzar la celebración de elecciones adelantadas con el fin de solucionar la nueva crisis política en la que se encuentra inmerso el país.

Napolitano no puede disolver el parlamento de dos cámaras constituido a finales de febrero, lo que había desatado los rumores.

Dirigiéndose tanto a italianos como al exterior, Napolitano dijo que el Ejecutivo en funciones de es un "elemento de seguridad" que garantiza el ejercicio del gobierno.

Napolitano quiere ahora escuchar propuestas programáticas precisas de dos pequeños grupos de expertos, cuyos integrantes serán nombrados en el transcurso del día y que se prevé empiecen a trabajar tras las vacaciones de Pascua.

Napolitano espera que sus propuestas ayuden a los partidos políticos a llegar a un acuerdo sobre una base común de gobierno que supere las diferencias políticas.

Hasta la presentación de los informes, en unas semanas, Italia seguiría gobernada por el Ejecutivo de Monti.

Napolitano aún podría aspirar a formar "un gobierno del presidente" y a encargar su formación a una personalidad no vinculada a un partido o un tecnócrata y someterlo al voto de confianza del Parlamento.

Ayer, Napolitano realizó nuevas consultas con los líderes de los partidos italianos y anunció "una pausa para la reflexión", después de que un día antes el líder de la coalición de centroizquierda, , se declarara incapaz de reunir el apoyo necesario para formar gobierno.