(AP)
(AP)

"Que Dios les perdone por lo que han hecho", dijo , el primer papa latinoamericano de la historia, a los cardenales que lo eligieron en una cena posterior a su proclamación como nuevo líder de la Iglesia católica, informó el Vaticano.

"Fue una cena muy festiva. Al final Francisco dijo 'Que Dios les perdone por lo que han hecho'", explicó el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, jesuita como el nuevo papa, el argentino Jorge Bergoglio.

Saliendo de la plaza de San Pedro, donde acababa de aparecer en el balcón ante miles de personas, Francisco no quiso utilizar el coche oficial del Papa (con matrícula SCV1) y volvió en minibús, como el resto de cardenales, a la residencia de Santa Marta, donde estaban instalados.