Ni ante la presión de las cámaras de la prensa cambió de parecer (BBC).
Ni ante la presión de las cámaras de la prensa cambió de parecer (BBC).

La funcionaria encarcelada por negar licencias de matrimonio a parejas gays en un pequeño condado del estado de Kentucky, , fue defendida por algunos precandidatos presidenciales republicanos, como Mike Huckabee, quien quiere visitarla en su celda la próxima semana.

En una entrevista hoy en el canal ABC, Huckabee, ex gobernador de Arkansas que en mayo se lanzó a la carrera por la Casa Blanca, criticó que la funcionaria Kim Davis haya sido puesta entre rejas "por actuar de acuerdo con su conciencia y de acuerdo con la única ley ante ella", la del estado de Kentucky y la de Dios.

"No me gusta el hecho de que esté en la cárcel, es simplemente absurdo", consideró Huckabee, que respaldó una marcha, convocada por grupos de presión cristianos conservadores, para protestar el martes frente a la prisión de la ciudad de Grayson (Kentucky), donde la funcionaria lleva tres días encarcelada.

Con el lema "Estoy con Kim, marcha por la libertad", los convocantes pretenden protestar por lo que consideran una ataque a la libertad religiosa de la funcionaria, de confesión cristiana, que desobedeció la decisión de junio del Supremo para legalizar las uniones de personas del mismo sexo en todo el país.

"Agradezco a Dios que nos haya dado a Kim Davis y espero que más estadounidenses la apoyen", dijo esta semana Huckabee, que ha lanzado una campaña de recogida de firmas en Internet para pedir al presidente de EEUU, Barack Obama, que libere a la funcionaria porque "ejercer la libertad religiosa no debería ser un crimen en EEUU".

El republicano, que ya se presentó a las primarias de 2008 en las que perdió contra el senador John McCain, aseguró que, en las primeras 48 horas, 100,000 personas firmaron la petición.

Con información de EFE.