(AP)
(AP)

En coincidencia con los 203 años de la Revolución de Mayo de 1810, la presidenta de Argentina, , celebró hoy la década que cumplió el kirchnerismo al frente del gobierno, a la vez que advirtió que ella no es eterna.

La mandataria pidió "a todos los argentinos" que a "esta década ganada le siga otra" en la que la población "siga ganando".

Al encabezar el acto central por los festejos por el 25 de Mayo, la jefa de Estado también dijo: "Yo no soy eterna, lo he dicho muchas veces, y lo que es más importante, tampoco lo quiero ser".

"Es necesario empoderar al pueblo, a la sociedad, de estas reformas y estas conquistas para que nunca más nadie pueda arrebatárselas", manifestó tras criticar a quienes "hablan del kirchnerismo y del fin de ciclo".

"¿El cambio de un gobierno por otro es fin de ciclo, o en realidad se están refiriendo a que cuando yo me vaya se va a acabar todo lo conquistado en esta década?", preguntó la mandataria, que terminará su mandato en 2015 y no podrá volver a ser reelecta, ya que no se lo permite la Constitución.

Fernández de Kirchner aseguró que la década kirchnerista fue "ganada por el pueblo" y "no por el gobierno". Sostuvo que hay que "festejar el día de la Patria", y destacó que hace 10 años su fallecido esposo y antecesor, (2003-2007), encabezó "el proceso de transformación y cambio más importante de las últimas décadas".

La gobernante criticó a algunos medios de comunicación por "difamar y distorsionar" la realidad y consideró que ella, su esposo y los integrantes de su gobierno no son importantes, sino "una herramienta del pueblo".

También consideró que el kirchnerismo generó "el proceso de inclusión educativa más importante que se recuerde en el país", en medio de lo que definió como "década ganada de federalismo donde todas las regiones fueron incorporadas".

Ante la creciente inflación que vive el país en los últimos años, señaló que "los precios no los ponen los trabajadores o este gobierno, los fijan los empresarios y los grandes monopolios". Cifras oficiales indican que la inflación está en torno al 11%, mientras que consultoras privadas la sitúan en el 25%.