Rousseff se reunió con gobernadores y alcaldes de las capitales estatales. (AFP)
Rousseff se reunió con gobernadores y alcaldes de las capitales estatales. (AFP)

La presidenta de Brasil, , propuso hoy que la población decida en un plebiscito la creación de una Asamblea Constituyente que lleve a cabo una reforma política, en respuesta a históricas protestas de más de un millón de personas, en plena .

anunció asimismo nuevas inversiones en transporte público por casi US$25,000 millones, al reunirse con gobernadores y alcaldes de las capitales estatales, tras un encuentro con líderes del , el grupo que lanzó las primeras manifestaciones en Sao Paulo hace dos semanas.

"Quiero en este momento proponer un debate sobre la convocatoria de un plebiscito popular que autorice el funcionamiento de un proceso constituyente específico para hacer la reforma política que el país tanto necesita", dijo la mandataria.

"Brasil está maduro para avanzar y ya dejó claro que no quiere quedar parado donde está", añadió Rousseff.

El Gobierno brasileño destinará "50,000 millones de reales (casi US$25.000 millones) para nuevas inversiones en obras de movilidad urbana" y "para mejorar el transporte público en nuestro país, donde las grandes ciudades crecen", anunció Rousseff en un intento por calmar las protestas.

Más de un millón de personas salieron el jueves pasado a las calles de todo el país para reclamar servicios públicos de mejor calidad y denunciar la corrupción y el gasto público millonario en estadios para el Mundial, cuando hay enormes problemas en salud, educación y transporte. desde entonces.