(Reuters)
(Reuters)

La Asociación Nacional para la Exigencia del Cumplimiento de las Obligaciones Legales (Anecol) exige, en nombre de los 239 fallecidos el pasado 27 de enero en el incendio de la , US$1,5 millones (tres millones de reales) por concepto de indemnización para los familiares.

La acción judicial presentada hoy por la asociación privada, integrada por algunos deudos, también contempla una reparación económica de US$150,000 (300,000 reales) para cada uno de heridos que dejó el desastre.

El abogado de la Anecol, Walter Euler Martins, afirmó que la demanda está dirigida contra la Alcaldía de Santa María, los propietarios de la discoteca y los miembros de la banda que actuaba en el lugar.

"Entendemos que las autoridades municipales tenían la obligación de fiscalizar el funcionamiento del local, que la banda puede haber causado el incendio y que los dueños de la discoteca permitieron que la capacidad fuera desbordada", indicó Martins.

Los dos propietarios de la discoteca Kiss y dos de los integrantes del grupo Gurizada Fandangueira de forma preventiva en la ciudad brasileña.