Fernando Villavicencio en Perú, antes de pedir asilo político (Foto: AFP).
Fernando Villavicencio en Perú, antes de pedir asilo político (Foto: AFP).

El candidato presidencial ecuatoriano asesinado, , había estado en el Perú en 2017, cuando escapó de lo que él llamó persecución política por parte del gobierno de Rafael Correa.

Así lo recordó Roberto Pereyra, asesor jurídico del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) del Perú, quien pudo orientar al ahora difunto luego de fugar del país vecino tras revelar supuestos actos de corrupción estatales.

MIRA: Muere sospechoso del asesinato de Fernando Villavicencio

“Él, ante una inminente orden de captura y prisión, ingresó al Perú en abril de 2017 y pidió apoyo al IPYS, que en ese momento tenía un programa de protección de periodistas en riesgo en América Latina”, rememoró Roberto.

Luego, el asesor jurídico de IPYS confesó que a Villavicencio sí se “le brindó asilo y domicilio, como alimentación, además de asesoría para solicitar asilo político ante la Cancillería, algo que finalmente ocurrió”.

En el Perú, el ahora excandidato presidencial ecuatoriano permaneció hasta setiembre de dicho año, cuando decidió retornar a su patria y seguir el juicio por espionaje del cual fue declarado como inocente en 2018.

Debido a este lamentable suceso, la PNP reforzó la frontera con Ecuador con 200 policías.


VIDEO RECOMENDADO:

Alberto de Belaúnde sobre el caso de Ricardo Morán y su espera ante el TC