notitle
notitle

Fabiana Sánchez (fsanchez@peru21.com)Contar con dinero suficiente para iniciar una empresa propia, pagar la cuota inicial de un inmueble o adquirir el automóvil soñado es cada día un reto para miles de personas, quienes asisten a las entidades financieras en busca del crédito adecuado que permitirá cumplir su tan anhelado objetivo. Ante ello, Raúl De Andrea, gerente general de la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (), nos comenta el rol del seguro de desgravamen luego de adquirido el préstamo:

1. Este cubre a la persona que solicita un préstamo de una entidad del sistema financiero en caso no pueda efectuar el pago de sus obligaciones por motivo de invalidez (total o permanente) o, en el peor de los casos, fallecimiento.

2. La entidad financiera contrata por cuenta de su cliente un seguro de desgravamen. El costo de este seguro es asumido por el cliente de la entidad financiera y se incluye en la cuota que mensualmente debe pagar a dicha entidad.

3. A través de este seguro, la empresa de seguros asume y paga el saldo de la deuda pendiente que el cliente, persona a la cual se le otorgó el préstamo, mantenga con la entidad financiera, liberando así a sus familiares de esta obligación.

4. La importancia de este seguro radica en el beneficio que brinda a los herederos del asegurado, quienes no asumirán la deuda adquirida por el titular, en caso ocurra un hecho inesperado.

5. Este seguro puede ser de varios tipos, siendo los más usuales el simple y el mancomunado.