(USI)
(USI)

Durante su último alegato, antes de la lectura de sentencia, el sicario colombiano –asesino confeso de la empresaria Myriam Fefer– aseguró que no conoce a ni a .

También dijo que nadie le pagó para matar a Fefer. "Yo no soy sicario. Yo nunca me he comunicado por correo con nadie", indicó ante los jueces.

Además, ofreció disculpas a los hermanos Eva y Ariel "por haberles causado tanto daño". Manifestó que nunca tuvo la intención de asesinar a la empresaria.

También se refirió a las procesadas y expresó: "Me parece raro que estén sentadas al lado mío personas que no tienen nada que ver en este caso".

De otro lado, Eva presentó su último alegato. Ella se declaró inocente y dijo que se consideraba una víctima de todo lo ocurrido.

En otro momento, sostuvo que no había nada extraño en haberle dado la mitad de las acciones de su empresa Sideral a su expareja Liliana Bracamonte pues esta –aseguró– se preocupaba por el buen manejo de la compañía.

Finalmente, señaló que, aunque la declaren inocente o culpable, con ella no se haría justicia.

La Segunda Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel la lectura de sentencia por el caso Fefer, a partir de las 11:00 horas.

DATO

- Pavel Alvarado, abogado de Liliana, denunció que ha recibido amenazas de Ariel. El alegato final de su patrocinada será el próximo viernes.