(Martín Pauca/USI)
(Martín Pauca/USI)

El director de la , general , rechazó la versión del peligroso delincuente , quien –a través de su abogada Elizabeth Carmona– señaló que la Policía tenía como objetivo matar a Lindomar Hernández Jiménez, 'Puerto Rico', y Édgar Eduardo Lucano Rosas, 'Lucano', principales implicados en el asesinato del periodista Luis Choy, durante el operativo del último martes en Comas.

Cortijo Arrieta explicó que al momento de la intervención en el domicilio, 'Puerto Rico' y 'Lucano' dispararon contra los agentes. Un mayor de la Policía fue alcanzado por dos disparos, pero pudo salvarse gracias al chaleco antibalas que utilizaba.

"No podemos permitir que una persona salga alegremente a hablar en esos términos repitiendo lo que dice un delincuente; este rechazo debe ser unánime porque esto es una afrenta a toda la ciudadanía, a todos los ciudadanos de bien", manifestó.

Asimismo, informó que un grupo especial de la Policía continúa con la investigación para ubicar a los otros identificados como Segundo Vargas Moyano y Giancarlo Zegarra Cuadros, alias 'Careca'.

Sobre Zegarra Cuadros, el general Cortijo dijo que de comprobarse la versión de que este habría fugado a Argentina junto a su pareja, se conformará un equipo para que viaje a dicho país y coordine con sus pares de la Policía local para la posterior recaptura del hampón.

FAMILIARES DICEN QUE 'LUCANO' FUE ULTIMADOLos familiares de Édgar Lucano Rosas, uno de los abatidos en el operativo, abrieron su féretro y mostraron el cuerpo del fallecido delincuente, y aseguraron que este falleció por cinco heridas de bala en el pecho cuando supuestamente se había rendido ante la Policía.

Esta versión fue difundida por la letrada Elizabeth Carmona, quien indicó que su representado y sus dos cómplices no opusieron resistencia al divisar a las fuerzas del orden desde el inmueble que 'Timaná' dijo .

"Los tres estaban con chaleco antibalas y cuando la Policía ingresa, les quita los chalecos a 'Lucano' y a 'Puerto Rico' y los mata", remarcó Carmona a 90 Segundos, tras motrar una carta de 'Timaná', en la que también acusa al capitán de la Policía Gabriel Ángel Fuertes Álvarez de haberlo ayudado a fugar.