La modelo venezolana Caroline Visser, , fue descubierta consumiendo y elaborando crack dentro del (ex Santa Mónica), a dos meses de su estancia en el centro de reclusión.

Según informó el programa Domingo al Día, el hecho ocurrió el 18 de mayo, cuando Visser y una compañera de prisión elaboraron la ilícita sustancia en uno de los baños de los pabellones del penal. Previamente, la reclusa que acompañaba a Visser adquirió la cocaína en la cancha de futbol del centro reclusorio.

Luego de cocinar la droga, las mujeres fueron sorprendidas por una trabajadora del centro, tras lo que fueron puestas a disposición de las autoridades del centro reclusorio.

Si bien en un principio la colombiana negó haber participado en el hecho, su compañera de prisión la delató, y un examen médico reveló luego que ambas presentaban intoxicación por opiáceos, confirmando el consumo de la droga.

Como medida disciplinaria, se les notificó el aislamiento preventivo por siete días en el área de prevención del Penal.