Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Diferentes colectivos, organizaciones civiles y estudiantes se movilizaron por las principales avenidas de Lima contra los casos de corrupción destapados en los últimos meses.

La denominada 'Marcha contra la Corrupción' tuvo su punto de concentración en la plaza Dos de mayo, pero no siguió el recorrido establecido previamente por los organizadores.

Los manifestantes transitaron por las avenidas Nicolás de Piérola, Garcilaso de la Vega y el Paseo Colón para detenerse en el frontis del Palacio de Justicia donde empezó a dispersarse.

Fue acompañada por un fuerte contingente policial que clausuró las calles alternas a las avenidas generando tráfico. Se registraron algunos roces con los manifestantes que fueron agolpados en las áreas verdes del Paseo de los Héroes Navales, pero no se registraron enfrentamientos importantes.

Por otro lado, un pequeño grupo de manifestantes se apostaron en la plaza San Martín pese a que la policía ha cerrado el tránsito y no permite que la marcha continúe su trayecto a la histórica plaza.

NOTA ORIGINALEsta tarde se realizará la denominada 'Gran Marcha contra la corrupción', manifestación organizada por diversos grupos de la sociedad civil que exige que caiga todo el peso de la ley a los responsables de los últimos casos de corrupción descubiertos en el país.

Los colectivos a cargo de su realización publicaron el recorrido de la protesta. Preste atención: se iniciará en la Plaza Dos de Mayo y terminará en la Plaza San Martín.

La protesta

Los casos y , que revelaron que funcionarios públicos recibieron coimas de parte de la empresa brasileña, confirmaron que la corrupción sobrevivió a tres gobiernos y se mantiene en la actualidad.

Ante esto, la sociedad civil se organizó para convocar a una marcha nacional contra esta lacra. Posteriormente se sumaron algunos políticos, como Veronika Mendoza.

En redes sociales existen hasta cuatro convocatorias para unirse a la manifestación, entre ellas está la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y el colectivo No a Keiko (NAK).