(USI/Referencial)
(USI/Referencial)

Una humilde campesina, identificada como Beatriz Felicia Astete Lagos, resultó con quemaduras de primer grado en el rostro y en los brazos luego de que su vecina Yodomila Aranda Castro le prendiera fuego sin motivos aparentes.

El hecho ocurrió en el centro poblado de Quicha Grande, ubicado en el distrito de Aco, en la provincia de Concepción ().

Según contó la hija de la agraviada, Erminda Aranda Astete, la vecina ingresó ayer a su vivienda raudamente, al promediar las 9 a.m., cuando ella y su madre descansaban y, tras rociar a su progenitora con gasolina, le arrojó un fósforo encendido y huyó.

Al ver a su madre en llamas, la joven la auxilió inmediatamente y evitó heridas más graves. Luego, la trasladó al hospital Daniel Alcides Carrión, donde, tras recibir atención médica, fue dada de alta.