La inició de los trabajos de desmontaje del , ubicado a la altura del kilómetro 31 de la Panamericana Sur en Lurín, tras el el pasado 20 de julio.

Mediante un comunicado, la comuna metropolitana precisó que no comprometió presupuesto alguno en la reconstrucción del puente, debido a que "la concesionaria Rutas de Lima, empresa que viene ejecutando el proyecto Vías Nuevas de Lima, asumió todos los costos correspondientes a esta obra".

Los trabajos comprenden la demolición total de la estructura, así como el desmontaje y la construcción de un nuevo puente que tendrá una altura de 5,50 metros y será de doble sentido con un carril por lado. Se tiene proyectado culminar la obra en noviembre próximo.

Por ello, con la finalidad de no afectar a los vecinos y vecinas, se colocó un puente peatonal provisional de 2,40 metros de ancho que permite el paso de los pobladores de la playa San Pedro hacia Lurín y viceversa.

Además, como medida de prevención, se habilitaron sensores de altura de 4,50 metros en los peajes Chillón, Villa y Punta Negra a fin de fiscalizar a aquellos transportistas cuya carga sobrepasa la altura reglamentaria y evitar el deterioro de otras estructuras ubicadas en las vías concesionadas, como la Panamericana Norte (desde Habich hasta Ancón) y la Panamericana Sur (desde Javier Prado hasta Pucusana).