El Gobierno condecoró con la orden "Al Mérito por Servicios Distinguidos en el Grado de Oficial" a la joven , quien falleciera durante el naufragio del crucero .

La distinción fue entregada por la ministra de Educación, Patricia Salas, a los padres de la joven. Asimismo, hizo llegar las condolencias del presidente Ollanta Humala a la familia.

"Ella es un ejemplo de lo que somos los peruanos para todo el mundo. Esta medalla hace mérito a lo que Érika representa para el Perú, y que reconoce su valor, su valentía y su solidaridad", sostuvo Salas O'Brien.

Saturnino Soria y Benedicta Molina, padres de Érika, agradecieron la repatriación de los restos de su hija, que llegaron al aeropuerto Jorge Chávez cerca las 8 de la noche de ayer. La joven peruana será velada en su tierra natal, Cusco.