Con estos implantes se busca corregir la insuficiencia cardiaca que sufrían las pacientes, desde muy pequeñas, por mal funcionamiento de la válvula pulmonar. (EsSalud)
Con estos implantes se busca corregir la insuficiencia cardiaca que sufrían las pacientes, desde muy pequeñas, por mal funcionamiento de la válvula pulmonar. (EsSalud)

La vida de dos menores de edad cambió para siempre tras someterse a una intervención de alta complejidad en la que recibieron el primer implante percutáneo con prótesis de válvula pulmonar hecha de tejido animal en el Instituto Nacional Cardiovascular (Incor) de .

La intervención quirúrgica estuvo a manos de los cardiólogos pediatras intervencionistas del Incor y del destacado especialista español, doctor José Luis Zunzunegui, cardiólogo infantil del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Con estos implantes se busca corregir la insuficiencia cardiaca que sufrían las pacientes, desde muy pequeñas, por mal funcionamiento de la válvula pulmonar.

MIRA: Quinta ola del COVID-19: EsSalud incrementa puntos de pruebas de descarte y vacunación

El presidente ejecutivo de EsSalud, Arturo Orellana Vicuña, estuvo presente en el alta de Fátima, una de las menores sometidas a esta novedosa técnica de cateterismo, a quien se le entregó un diploma de valentía, en reconocimiento a su esfuerzo para superar este difícil proceso.

“Este es un momento muy importante para EsSalud porque además de luchar contra el covid-19 en una quinta ola, seguimos brindando atención a nuestros asegurados. Hoy estamos dando de alta a la segunda paciente sometida a esta técnica innovadora, una menor que tenía un problema cardiaco muy severo y que ahora está recuperada, es una niña con mucho espíritu de superación”, precisó.

Orellana Vicuña destacó la labor de los profesionales del Incor que constantemente trabajan para estar a la vanguardia del avance de la ciencia y la tecnología.

El director del Instituto Nacional Cardiovascular (Incor) doctor Jorge Luis Ortega, explicó que la bioprótesis implantada en las menores está construida de un segmento de vena yugular vacuna, tiene casi 2 centímetros de diámetro y un soporte de malla metálica (stent).

La intervención quirúrgica estuvo a manos de los cardiólogos pediatras intervencionistas del Incor. (EsSalud)
La intervención quirúrgica estuvo a manos de los cardiólogos pediatras intervencionistas del Incor. (EsSalud)

Explicó que el procedimiento es menos invasivo que la operación convencional a corazón abierto y consiste en implantar en la arteria pulmonar una prótesis de tejido animal, mediante un cateterismo en pacientes que han sido sometidos a varias cirugías previas para corregir la malformación cardiaca congénita que los aqueja.

Con esta prótesis biológica, se evitará que la sangre regrese de la arteria pulmonar hacia el ventrículo derecho del corazón, previniendo la dilatación progresiva del mismo, lo que genera insuficiencia cardiaca y síntomas como fatiga progresiva al esfuerzo.

Las dos pacientes de 16 años fueron dadas de alta en tan solo tres días después del implante y estarán en sus hogares para disfrutar de la Navidad junto a su familia.

VIDEO RECOMENDADO

Romy Chang