Personal de la Dirandro de Ica asestó un duro golpe al narcotráfico al capturar a un grupo de personas que se dedicaban a lavar dinero de los hermanos Quispe Palomino, cabecillas senderistas que operan como una firma del narcotráfico en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene ().

Se trata de los hermanos William, Álex y Leonel Gutiérrez Mantari, quienes estaban dirigidos por su padre, Dionicio Gutiérrez Torres. Fueron intervenidos por personal de la Dircote luego de que se les detectó un desbalance patrimonial de US$100 millones, informó 24 Horas.

Las autoridades intervinieron una red de empresas, grifos, agropecuarias, expendedoras de gas, fábrica de ladrillos, productoras avícolas, automotrices y tiendas de fertilizantes que estaban a nombre del clan Gutiérrez.

Según fuentes policiales, Alex Gutiérrez Mantari recibía el dinero de los cárteles de Tijuana, Sinaloa y firmas colombianas producto de las extorsiones de en el VRAE.

En la operación, se capturó a otras 10 personas involucradas en el delito de lavado de activos del narcotráfico, mientras que cuatro lograron escapar y 14 tienen orden de captura.