Ricardo Vásquez regresó a su departamento para dar su macabro testimonio. (USI)
Ricardo Vásquez regresó a su departamento para dar su macabro testimonio. (USI)

"Me di cuenta de que el cuerpo ya estaba en pedazos; en ese rato entré en shock y empecé a llorar. Le pedí perdón a Kike por lo que estaba haciendo… le preguntaba por qué había muerto en el departamento… después de un buen rato, procedí a cortar la cabeza por debajo del mentón. No veía nada porque solo lloraba". Esta es parte de la escalofriante confesión de (35), quien descuartizó a su amigo Enrique Armestar (26).

Perú21 tuvo acceso a la manifestación que dio ante agentes de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri. En ella cuenta macabros detalles.

Al iniciarse el interrogatorio, Vásquez dijo que conoció a Armestar a través del Facebook. Contó que Kike –como lo llamaba– "brindaba servicios de masajes y rehabilitación".

Si bien asegura que no tuvieron una relación sentimental, indicó que, aquella trágica madrugada del 22 de julio, su 'amigo' se quedó a dormir con él en su departamento, en Breña.

"DIJO QUE SE SENTÍA MAL"Manifestó que Kike comenzó a sentirse mal. "Me decía que le faltaba el aire, se agitaba un poco, yo le pedía que se tranquilizara… en un momento se desvaneció", señaló.

"Desesperado, empecé a dar vueltas en mi departamento sin saber qué hacer… entré en pánico completo, mis piernas me temblaban, en ese momento se me vino a la mente desaparecer el cuerpo cortándolo en varias partes", prosigue el descuartizador.

Dijo que empezó cortando "con la sierra la rodilla izquierda; una vez que la retiré por completo, continué con el tronco, tórax… en todo momento solo lloraba. Mi mente estaba en blanco y no veía más que la sierra y mi mano cortando".

Al final, detalló, seccionó la cabeza de su víctima y la metió en una bolsa.

TODO PLANEADOVásquez Mori también refirió que el 23 de julio realizó varios viajes en buses de transporte público para arrojar los restos en diferentes puntos.

Indicó que colocó la pelvis y el tórax en dos maletas con ruedas. Las extremidades fueron guardadas en varias bolsas. Salió de su vivienda y se dirigió a la avenida Bausate y Mesa, en La Victoria.

"Empecé a caminar buscando montículos de basura. No tenía el valor de sacar y botar las bolsas, pero, finalmente, lo hice en diferentes lugares", agregó.

Lo mismo hizo en los puentes Balta y Huánuco, en el Cercado de Lima. "Desde la parte alta del puente arrojé hacia el río Rímac las bolsas que tenían fragmentos de las piernas y los brazos", sostuvo.

Esa noche viajó a Huacho para abandonar la maleta con el tronco. Al día siguiente regresó para dejar la cabeza en el cementerio El Ángel.

Después acudió a la avenida Bausate y Mesa para tirar las herramientas que había utilizado. "También fui a Gamarra y le regalé mi ropa a un vagabundo", dijo.

¿HOMICIDIO?Por otro lado, el abogado de la familia de la víctima, José Ocampo, adelantó que las primeras investigaciones revelan que Armestar .

"Sabemos que habrá s*orpresas respecto al tema de las pericias",* explicó tras detallar que en las próximas horas se conocerán los resultados de la necropsia.

Mientras tanto, la tarde de ayer, el descuartizador fue trasladado a su departamento, en Breña, donde reiteró que utilizó una sierra y un cuchillo de cocina para cortar los restos. También fue llevado al cruce de la calle Cisneros con el jirón Humboldt, en La Victoria. La Policía informó que hoy se cumpliría otra diligencia en la ciudad de Huacho.

ESCABROSA MANIFESTACIÓN

- La Fiscalía denunciaría al acusado por secuestro.

- En su testimonio, relató que decidió cortar en pedazos a la víctima.

- Dijo que lo conocía desde enero pasado.