Luego de comprobarse que a los colegios que escojan sus textos escolares, el presidente de , Hebert Tassano, anunció que la institución denunció de oficio a cuatro empresas cuyos representantes fueron descubiertos negociando sus incentivos en un reportaje difundido el último domingo en Panorama.

La Secretaría Técnica de la Comisión de Protección al Consumidor de Indecopi también ordenó, como medida cautelar, la inmovilización de fondos de las editoriales Bruno, Santillana, Corefo y Hilder –que aparecen en el reportaje– para garantizar una posible devolución del dinero pagado en exceso por los padres de familia, en el caso de que se compruebe la infracción.

Las editoriales también deberán proporcionar la relación de los colegios que escogieron sus libros. A los planteles se les solicitará exponer los criterios de su elección mediante una declaración jurada. "Esto ya se coordina con el Ministerio de Educación", subrayó Tassano en conferencia de prensa.

"Probablemente las editoriales reclamarán y dirán que es una medida exagerada, pero hemos querido tocar sus bolsillos así como ellas quisieron tocar los de los padres de familia", agregó Tassano.

También demandó al Ministerio de Educación adoptar directivas para que los colegios elijan los libros de sus alumnos "basándose en criterios pedagógicos y no en sobornos".

"Estamos molestos, sorprendidos e indignados. Hemos sido traicionados", comentó el funcionario al subrayar que las editoriales –suscrito en 2011– para no ofrecer 'comisiones' a los colegios, que terminan siendo "subvencionadas" por los padres de familia.

Pese a que estos negociados han sido denunciados en años anteriores, Tassano negó que su despacho haya tenido una reacción tardía y subrayó que las multas a las editoriales que incurran "en esta ilegal práctica puede alcanzar laa 240 UIT, es decir, un millón 642 mil 500 soles".