Un joven perdió un ojo y sufrió algunas quemaduras en diversas partes del cuerpo luego que una bombarda le explotara en la cara. El hecho ocurrió en el .

Rufino Carita Orcón (19) intentó manipular el pirotécnico al ver que este no detonó en un primer intento, pero el artefacto le explotó en el rostro.

El muchacho tuvo que ser trasladado al hospital regional para recibir atención médica. Sus familiares pidieron ayuda para la compra de antibióticos a fin de controlar posibles infecciones.