Pulgar-Vidal encabezó comitiva del Gobierno en provincia cusqueña. (Andina)
Pulgar-Vidal encabezó comitiva del Gobierno en provincia cusqueña. (Andina)

La delegación del Gobierno que inició hoy en la segunda mesa de diálogo por el conflicto social en torno a la minera Xstrata, anunció que el tiempo para la solución a este problema será de cuatro meses o 120 días, y que así quedará formalizado en un próximo reglamento complementario que se presentará.

De esta manera, la comitiva encabezada por el ministro del Ambiente, , recogió en parte el pedido del alcalde provincial para que este tema se resuelva en un plazo máximo de tres meses y no en nueve como inicialmente lo estipuló el Ejecutivo.

Asimismo, se instalaron tres grupos de trabajo (Medio ambiente, Responsabilidad social y Desarrollo de proyectos productivos) que tratarán sobre la problemática de esa provincia cusqueña.

"Esto es un avance significativo, porque tendremos reuniones más rápidas y con mayor periodicidad, en las que cada grupo se reunirá continuamente para que en un plazo de 90 días concluyan su trabajo y en los 30 días últimos la mesa de diálogo integre esos resultados", precisó Pulgar-Vidal.

El titular de Energía y Minas, Jorge Merino, quien es parte de la delegación del Ejecutivo, destacó que la población de Espinar "quiere convivir con la mimería pero necesita de fiscalización ambiental". "Hay un buen ánimo de diálogo, aquí hay una actitud distinta a Cajamarca", refirió.

Además de los mencionados, en la cita participó el gerente general de Xstrata Tintaya, Edgardo Orderique, los ministros de Salud, Alberto Tejada, y de Agricultura, Luis Ginocchio, así como el presidente regional de Cusco, Jorge Acurio, los representantes del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental OEFA y funcionarios de la oficina de Resolución de Conflictos de la PCM.