Todas las mujeres experimentarán una infección urinaria al menos una vez en la vida, la tercera parte ellas antes de los 24 años.
Todas las mujeres experimentarán una infección urinaria al menos una vez en la vida, la tercera parte ellas antes de los 24 años.

Más vale prevenir que lamentar. Las se pueden presentar de forma esporádica, pero cerca del 30% de las mujeres desarrollarán infecciones urinarias recurrentes.

Entre los principales síntomas de una infección a las vías urinarias destacan el ardor al miccionar; cambios en el color de la orina, que puede inclusive contener sangre; olor fuerte; color turbio, aumento en la frecuencia de ir al baño durante el día; dolor intermitente en la parte baja del abdomen, entre otros.

Todas las mujeres experimentarán una infección urinaria al menos una vez en la vida, la tercera parte ellas antes de los 24 años.

El Dr. Daniel Galarreta, urólogo de la clínica Urozen, explica que la sensación de ardor al miccionar, así como la necesidad de ir frecuentemente al baño, a pesar de no haber tomado mucha agua, son señales de alerta de una posible infección urinaria.

El especialista advierte que si las infecciones urinarias no son tratadas a tiempo pueden acarrear futuras complicaciones en los riñones.

En ese marco brinda cinco recomendaciones para prevenir estas afecciones:

Hidratación constante

Tomar al menos 2 litros de agua al día para un correcto funcionamiento del organismo. Evitar en lo posible las bebidas muy azucaradas como refrescos o gaseosas, es preferible beber agua sin saborizantes.

Evitar la ropa interior sintética

Es preferible utilizar ropa interior de algodón en una talla correcta, no ajustada, para prevenir posibles infecciones urinarias a causa de la sudoración en la zona.

Utilizar ropa seca

Evitar utilizar las prendas húmedas luego de la salida de la playa o piscina, es esencial cambiar la ropa interior humedecida por una seca.

Limpiar los genitales de manera correcta

Una de las principales fuentes de gérmenes son las heces, por ello, es necesario limpiar los genitales femeninos de adelante hacia atrás luego de ir al baño.

Orinar luego de mantener relaciones sexuales

Incluso si no se siente ganas de miccionar en ese momento es necesario hacerlo para evitar un grupo de infecciones urinarias asociadas a las relaciones sexuales.

Tenga en cuenta

El Dr. Galarreta resalta la importancia de acudir a un centro urológico especializado tan pronto como se detecte el primer signo de alarma a fin de recibir un tratamiento oportuno personalizado.

VIDEO RECOMENDADO

Colección del Bicentenario: Los tratados de libre comercio y los mercados para el Perú
Los tratados de libre comercio y los mercados para el Perú