Eva y Ariel Bracamonte tuvieron tensa confrontación en juicio por el caso Fefer. (Difusión/Canal N)

y tuvieron una tensa confrontación durante la audiencia que se realizó esta tarde como parte del juicio que se sigue por el asesinato madre de ambos, la empresaria .

El careo –que se dio tras la solicitud del abogado de la mayor de los hermanos Bracamonte– alcanzó uno de sus puntos más álgidos cuando Eva aseguró que Ariel era maltratado por su progenitora por el hecho de ser homosexual.

"Yo no estoy mintiendo y no estoy planteando como un animal a nadie. Yo amaba a mi madre mucho más que tú, que eres un mentiroso y un probable asesino. Lamentablemente, hace años no lo sabía para defenderme así", dijo Eva.

En otro momento, Ariel Bracamonte le pidió calma a su hermana, pero esta reaccionó de la siguiente manera:

"No me voy a calmar, porque he estado en la cárcel cuatro años. Y sigo acá, porque tú me estás echando la culpa. No me voy a calmar. Yo no estoy haciendo una vida en Estados Unidos casada con la persona que amo. No puedo hacer mi vida hace ocho años y no me voy a calmar", añadió.

Según Ariel, Eva tuvo una reacción indiferente cuando vio a su madre tendida en el suelo el día del crimen e incluso no le prestó auxilio.

"Tú sabes bastante bien que no hiciste absolutamente nada. Por eso es que tu ropa ni siquiera estaba sucia. Cuando viste a tu madre ensangrentada, ni siquiera te acercaste a besarla, a decirle adiós", insistió el joven.

luego de no asistir a una anterior citación. Según dijo, esta misma noche tenía que regresar a Estados Unidos, país donde reside.