De cuatro balazos fue asesinado esta madrugada el joven Carlos Paredes Puelles (22) en la primera cuadra de la avenida Tupac Amaru, en la zona de Chacarilla de Otero, .

Paredes se encontraba caminando de regreso a su casa junto con un amigo, cuando los atacantes, a bordo de un vehículo plomo, dispararon contra ellos. Minutos antes, el joven había dejado en casa a su enamorada.

Según testigos, horas antes los asesinos tuvieron un altercado con un taxista, quien fue defendido por un grupo de muchachos. Los sujetos, en presunto estado de ebriedad y bajo los efectos de estupefacientes, habrían amenazado de muerte a este grupo.

Al lugar llegó la madre de la víctima, quien contempló en silencio el trabajo de la Policía. El cuerpo de Paredes fue trasladado a la morgue central, mientras que el de su amigo fue llevado de emergencia al hospital Hipólito Unanue.