cerró la 30° edición de los MTV Video Music Awards (VMA) con su tema Drunk in Love, que fue nominado a , pero que no pudo superar a Miley Cyrus con su Wrecking Ball.

Tras la presentación, la cantante recibió de manos de su esposo y su pequeña hija, Blue Ivy, el VMA Vanguard, un premio especial que la producción decidió otorgarle por su trayectoria.

En total, la intérprete de Single Ladies se llevó cuatro galardones: por mejor colaboración en el tema Drunk In Love con Jay Z, mejor video con mensaje social y mejor coreografía, ambos por Pretty Hurts y el antes mencionado.

El gran espectáculo de los MTV VMA se realizó en el Forum de Inglewooden en , donde se presentaron diversas estrellas de la música como Jessie J, , Rita Ora, entre otros.